sábado, 30 de abril de 2011

NO TODO ES MALO EN "ESSALUD" DE CARABAYLLO. ¡POR FIN, LA CARTA DE REFERENCIA! Y, ¡A QUÉ PRECIO!

Hospital Sabogal del Callao.
Ya conocen el drama de los enfermos en ESSALUD. Me he encargado de ser portavoz de algunas quejas y que esperamos, Dios mediante, se solucionen. Si desea acompañarnos en el sufrimiento y tener un panorama de lo que altera irreparablemente nuestro tratamiento oncológico, le ruego retroceda a los comentarios que anteceden al presente. Algo tan simple de resolver y que con un poco de dedicación se puede lograr. Lo de la Carta de Referencia es, en mi caso, un absurdo. Somos pacientes hace tres años del Hospital Sabogal.

Por qué se nos exige en el Hospital Sabogal, teniendo toda nuestra historia en sus archivos, recurrir a la Unidad Básica de Carabayllo y solicitar nueva Carta de Referencia para cumplir con el tratamiento que ordena nuestro médico y que requiere por ejemplo una atención en Gastroenterología? ¿Qué necesidad tiene el Hospital Sabogal de exigir este trámite engorroso al enfermo que ya figura en sus registros? Lo peor de todo es que los médicos, exceptuando a la Dra. Pimentel, no hacen nada para que sus pacientes continúen con felicidad su tratamiento.

Se cumplen normas administrativas y se pone en peligro la salud mental del paciente. El sólo hecho de repetir esta gestión, altera automáticamente nuestra tranquilidad. Por que sabemos lo que nos espera. Lo que nos  obliga a escribir dando cuenta de nuestras vicisitudes, se puede evitar. Cuestión de aplicar lógica y criterio que no deben faltar en un médico. La mente de un canceroso no se la puede agredir aún más. Nadie pide ni exige atenciones especiales. ¡Por favor, solamente CRITERIO!

Cuando se inauguro la Unida Básica ESSALUD de Carabayllo, según muchos enfermos, la atención era casi un regalo. Todos, médicos, enfermeras, administrativos y hasta vigilantes se ponían a las órdenes. Todo lo nuevo es así. En poco tiempo se acostumbraron y se creyeron "dueños del negocio". Ahora son mal pagados, mal tratados y ¿quién paga los platos rotos? Respuesta. EL ENFERMO. Todos cumplen su horario y ni un segundo de sobretiempo. Se pasó la hora y... adios.

El jueves de la semana que culmina, acudí para finiquitar mi gestión de la Carta de Referencia. Todo un drama, considerando que Dios me dio la mala suerte de saber pensar. Rebanarme los sesos y todavía en la creencia de que "los chanchos vuelan". ¡No había Sistema! Toda una hora con la recepcionista y viviendo otros dramas de mis semejantes. Hasta que se le ocurrió recibir los documentos, me firmó un cargo y pude retirarme a respirar y tomar mi desayuno. Le dejé mis números telefónicos.

El viernes estuve mal. No salí para nada de mi hogar. No recibí ninguna notificación telefónica y hoy, después de las Doce del día, recibí la llamada de una dama que desde ESSALUD de Carabayllo me indicaba que pasara por la Carta de Referencia. Que como era paciente del Sabogal, se obviaba los días de espera y que podía pasar a recorgerla. Como hoy es sábado y sólo atienden hasta las 12, ya no podré ir por la Carta hasta el 3 de Mayo, considerando, tal como me lo indicó la dama, el lunes es feriado. ¿Qué lindo, no? Mientras tanto ¿el cangrejo? Bién, gracias.

jueves, 28 de abril de 2011

"CUARTA CAÍDA EN NUESTRA VÍA CRUCIS". UNIDAD BÁSICA ESSALUD DE CARABAYLLO.

La mañana del 28 madrugamos para estar antes de las 8 en la Av. Universitaria, local de la Unidad Básica de ESSALUD en Carabayllo. Los que han tenido la paciencia de leernos tres capítulos antes, estarán de acuerdo que el tema no es de lo más agradable. Debíamos volver para hacer entrega de la solicitud de la Carta de Referencia al módulo de Recepción. Llegamos 3o minutos antes y como ya es costumbre en esta población, la cola se inicia antes de la salida del Sol.

Hubo un vigilante que tuvo la gentileza de oírnos y nos sugirió no hacer cola porque lo único que teníamos que hacer era entregar dicho documento. Pasaron los 30 minutos y nos dirigimos al anhelado lugar. Saludamos y se nos pidió que esperáramos mientras las damitas que atienden, terminaban de arreglar sus carpetas de trabajo. Al fin nos atendieron y... ¡Oh Sorpresa! NO HABÍA SISTEMA. Se estaban haciendo todos los esfuerzos para solucionar el problema. ¡No había Sistema!

Mientras esperábamos que el Sistema llegara, nos llamó la atención ver a una señora que la vimos temprano en la cola, con lágrimas en los ojos. Doña Paula Pauro de la Urb. Luciana. Alguien de la Unidad Básica la había citado para que cumpliera con unos análisis en laboratorio. Lo malo fue que no tenía cita. Estaba desorientada y se encontraba con la disyuntiva de ponerse en la cola de admisión para sacar cita. Una vigilante, con actitudes poco afables con los enfermos, se encargaba de contestar fríamente a los requerimientos de los pacientes.

Mientras esperaba que llegara "el sistema", redacté una queja que introduje en el buzón de sugerencias. Ojalá que la hayan leído. Volví a la Mesa de Partes y allí estaba la Srta. Lily o Lupe, que deduzco así se llama, por la firma ilegible que puso a la copia de entrega de la Carta de Referencia. No había Sistema y a las 8 y 30, decidí retirarme porque no notaba preocupación alguna para que el Sistema llegara. La otra damita si me dijo que se llama Angélica. Me firmó el cargo y me dieron el número del teléfono que jamás contesta.

Como podrán comprobar, no es exageración mía. Un simple trámite administrativo, me ha hecho perder horas importantes de mi vida. Esta vida que peligra ante una cruenta enfermedad y que soporto con realidad porque, de todas maneras, algún día tendré que partir al más allá con cáncer o sin él. Nueva desilución y otra gran pérdida de tiempo para nada. Algo tan simple y que nadie de esta Unidad Básica de ESSALUD en Carabayllo quiere solucionar. Desconozco al Director pero por favor que se ponga las pilas.

No cuesta nada un pequeño módulo para este fin y no mezclarnos a todos en la misma danza de las esperas. Por eso seguiré afirmando que ESSALUD por ahora NOESSALUD. Esperaba que nos llamaran por que nos pidieron nuestros números telefónicos y luego de cumplir con una faena que me entretuvo todo el día, al retornar a mi hogar me encontré sin ninguna novedad. Mañana, tendré que volver y ¿con qué me encontraré? Sólo Dios lo sabe. Ahora a descansar, orar y volver a despertar. Gracias.

miércoles, 27 de abril de 2011

VÍA CRUCIS 3 EN "ESSALUD" Y EN LA UNIDAD BÁSICA DE CARABAYLLO.

CARABAYLLO
Continúa la historia y retornamos a la 1 de la tarde. Teníamos una Cita Adicional otorgada por el Dr. Silva Reaño. La señorita que atendía el módulo no estaba presente y hubo que esperarla un buen y largo rato para manifestarle nuestra presencia. Nos invitó a acudir a la puerta del consultorio del Dr. Silva y ver si en la lista figurábamos. Le obedecimos y el resultado fue negativo. No había mucha intención de atendernos. Mostraba el clásico cansancio de estas chicas que no saben para qué están allí. Siempre lo mismo. Se les explica que es un trámite administrativo y les es igual.

Finalmente nos atendió y fue al consultorio del Dr. Silva Reaño y trajo como respuesta que nos iba a atender después que concluyera con todos los demás citados. Había un número no menor de 10 personas y decidimos aprovechar tan valioso tiempo en otra de nuestras actividades. Abandonamos la Unidad a las 2, luego de perder una hora en el trámite previo y retornamos a casa. Aprovechamos en almorzar y retornamos 15 minutos para las 3. Nos hicimos presentes ante el Dr. Silva para indagar si ya se nos había llamado y nos contestó secamente que ya. Había que esperar.

Alguien nos había dicho que este médico es "puro hígado". Sin embargo tuvo la gentileza de hacernos pasar a su consulta e indagó nuestro requerimiento. Le dijimos todo lo trillado que explicamos a las 8 de la mañana a la Srta. Luzmila, de quejas y como así nos consiguió la cita adicional. Parece que entendió instantáneamente que lo nuestro era algo administrativo y bastaba con su firma para acceder a mi atención en Gastroenterología del Sabogal. Mi pidió sacara dos copias del documento y así lo hice. Lo que sucedió es que también marca tarjeta de salida a las 3.

Retorné con las copias y ya tenía el primer paso para la Carta de Referencia. Quise dialogar al respecto con el Dr. Silva Reaño y hacerle ver que era, sin quererlo, parte de la burocracia que atenta contra la salud de los asegurados. No me oyó. Era hora de su partida. Bajé al toque para entregar la Carta al módulo que debe tramitarlo y ya no estaba la señorita que atiende en ese lugar. Aquí y en el Sabogal, la hora de cierre es exacta. Ni un segundo más y desaparecen inmediatamente. Conclusión final, volver mañana a las 8 a.m.

Saliendo de las instalaciones de la Unidad Básica "ESSALUD" de Carabayllo. me preguntaba. ¿Qué le costó al joven Dr. Silva Reaño haber atendido mi solicitud en las primeras horas de la mañana? O la señorita Luzmila no le explicó debidamente el motivo de mis requerimientos o simplemente este médico no tuvo el más mínimo interés en atendernos. Porque comprobaríamos en horas de la tarde que todo sólo le ocupó 5 breves minutos. Un trámite burocrático que nos hace tragar bilis y con la magra idea de retornar mañana a las 8.

Nos perdimos el partido del Barcelona con Real Madrid. Los enfermos oncológicos necesitamos distraernos y ESSALUD es el Cancer y el Sida juntos para nosotros. Lo es así toda la vida. Lo que sucede es que no hay otra opción y debemos soportar la misma historia de siempre. Ayer y hoy. Y se vienen tiempos peores. ¡Qué horror! Señor Gerente de ESSALUD o cualquiera de los que están en la dirección: Solucionen lo de la Carta de Referencia. Analicen y vean nuestras razones. Ojalá nos entiendan. Nada más por ahora. Gracias.

LA CARTA DE REFERENCIA EN UNIDAD BÁSICA "ESSALUD" DE CARABAYLLO. VÍA CRUCIS 2.

A través del anterior comentario hago una serie de observaciones a los maltratos a los que somos sometidos los ENFERMOS de ESSALUD. Para este trámite perdí toda la mañana de hace dos semanas. Me propuse poner fin al asunto en los días que corresponde atención durante la Semana Santa y no nos fue posible hacerlo. Una urgencia familiar y compromisos antelados tampoco contribuyeron a que el Lunes o Martes de esta nueva semana, podamos cumplir con el requisito burocrático de la Carta de Referencia.

Hoy muy tempranito y llegamos a las 8 de la mañana, pensamos que era la oportunidad. Nos dirigimos al módulo de admisión de la UBAP ESSALUD de Carabayllo y, como de costumbre, una cola de gente que adquirió la costumbre de amanecerse a fin de lograr primeros sitios. Se nos ocurrió solicitar una entrevista con la Dirección de esa Unidad Básica y tuvimos que subir por escalera hasta el tercer piso y donde nos atendió la Licenciada Luzmila Araínga, que nos escuchó y finalmente parece que nos entendió.

Es que nosotros no vamos a buscar cita en Gastroenterología ni en pos de una consulta médica. Lo que hacemos es obedecer las extrañas normas o reglamentos de ESSALUD en el Hospital Sabogal, que obligan al enfermo a llegar a  su Unidad Básica, en nuestro caso Carabayllo, para que la autorice cualquiera de sus galenos de Medicina General. Desde que uno llega, tiene la obligación de formar la bendita cola. Y sucede que, aquí también, los médicos son las estrellas de la Unidad Básica.

La Licenciada Araínga, convencida de algún modo de mi situación me invitó a la sala de espera y procedió a obtener una cita con una de ellas, es decir, el médico. Sin exagerar, estuvimos esperando cerca de una hora y, ¿para qué? Había logrado una cita adicional con el Dr. José Franco Silva Reaño y a quien tendré que visitar más tarde. Total, mañana perdida, preocupación por concurrir a la hora fijada y esperemos que esta vez si se inicie el trámite de la Carta de Referencia.

Luego te dirán que hay que llamar a un teléfono que nadie contesta y averiguar si ya está lista. Pasarán 20 o más días y tendrás que acercarte a averiguar si ya llegó la ratificación del Hospital Sabogal. Trámite estúpido y que se solucionaría simplemente a través de este medio de comunicación cibernética. Para qué están las computadoras y todo el sistema que enlaza a los enfermos con sus lugares hospitalarios de atención. No. La cosa es enfermar más a los enfermos y eso es lo que me sucede cada vez que me piden la Carta de Referencia.

Por si acaso, no generalizo. Hay médicos que se salvan y piensan como tales. Pero la burocracia en ESSALUD es grande. A modo de desahogar mi indignación he agregado esta nueva nota a las muchas que ya dedico a lo que fuera el añorado Seguro Social del Empleado. Iré más tarde y les prometo, sin temor a equivocarme, que tendré otra tarde para recordar con amargura. Hasta más luego Dr. José Franco Silva Reaño, eminencia de la Unidad Básica ESSALUD de Carabayllo. Gracias.

viernes, 15 de abril de 2011

EN BUSCA DE "LA CARTA DE REFERENCIA". EsSALUD DE CARABAYLLO.

Hoy en horas de la mañana concurrí al centro elemental de ESSALUD de Carabayllo en busca de la bendita "Carta de Referencia". Lo digo en el anterior comentario, un trámite demás para el enfermo al que se le deben evitar malos ratos. De frente a formar la cola de ingreso al referido centro elemental de ESSALUD. Más de 20 minutos soportando el Sol y una vez dentro, otra colita para informaciones. A fin de cerciorarme de no estar en cola equivocada, pregunté a la encargada y me dijo que era el lugar.

Otros 20 minutos o quizá más. Me atiende una señorita que cree nos hace el favor y le explico que necesito una Carta de Referencia para Gastro. Muy mortificada me responde que no es el sitio. Debo solicitar una consulta en "admisión". Le recrimino por su actitud, porque fue ella la que nos indicó que estábamos en el sitio correcto. No hizo oídos a mi reclamo y me dirigí a Admisión. ¡Sorpresa! La cola estaba con sólo tres personas. Cuando pretendía hacerla, una protesta al otro lado me sacó de la falsa ilusión.

No me lo van a creer. Formaban otra fila algo más de 40 personas y con una caras que daban miedo. Todas alteradas por la mala atención. Automáticamente desistí de todo y retorné a mi casa desilusionado. Repito que llevo TRES AÑOS DE TRATAMIENTO EN EL "SABOGAL DEL CALLAO". Mi oncóloga ha ordenado para continuar con sus observaciones, una "colonoscopia" que se realiza en "Gastroenterología". La del módulo me dio cita con una médico de Gastro y después de perder 4 horas, me negó la atención.

Hay que presentar una nueva CARTA DE REFERENCIA para esta especialidad. Significa realizar el trámite que ya les he contado al principio. Tendré que volver el lunes porque no deseo pasar un  fin de semana con estas contrariedades. Al señor Director de ESSALUD, nada cuesta ordenar que los que nos tratamos hace más de tres años en el Sabogal y toda nuestra historia médica está allí, no se nos exija otra CARTA DE REFERENCIA cuyo trámite además de engorroso es "demorón".

¿Qué pasará el lunes? Mejor no me angustio de pensarlo. Trataré de dominar mis impulsos malos y negativos y sonreiré forzadamente para que el cangrejo no vuelva a hacer de las suyas. ¡Esos módulos con colas que desaniman a cualquiera y que no tienen nada de atención, deben desaparecer. ¡Por favor señor Gerente de ESSALUD, sabemos por su antecesor Barrios que Ud. gana muy bien. Haga honor a su sueldo y ocúpese de esta queja. Con todo respeto, se la exijo porque nosotros y todo el Perú asegurado, los mantenemos.

Vaya a cualquiera de los hospitales de ESSALUD y compruebe por los rostros de los enfermos, como nos empeoramos y deterioramos cada vez que concurrimos a las citas médicas. Esperas de horas para ser atendidos y algunos con buena suerte de contar con verdaderos profesionales de la medicina y que toman en cuenta nuestras angustias. Seguiremos con estas notas y ojalá algún día terminen estos nuestros calvarios. Ya viene Semana Santa y por favor, no nos crucifique. Gracias.

lunes, 11 de abril de 2011

¡OTRA VEZ LA "CARTA DE REFERENCIA"! EsSALUD Y SABOGAL... ¿HASTA CUANDO?

VÍA CRUCIS
La verdad que EsSALUD, no es salud. Tenemos tres años de tratarnos en Oncología en el Hospital Alberto Sabogal del Callao. Gracias a Dios, vamos bien gracias a "Patty" Pimentel, mi querida médico y la que me hace olvidar las penas que tenemos en los módulos de "desatención". Como residimos en Carabayllo, ahora nos corresponde atendernos en el policlínico de Santa Isabel que sólo es para "urgencias" según dice la publicidad de EsSALUD, un cólico, una fiebre, etc. El Sabogal, Rebagliatti y otros, son para las emergencias.

Bonito modo de confundir a la gente ¿verdad? En efecto, como nosotros somos de emergencia porque tenemos pegado al "cangrejo", nos toca el Sabogal del Callao. "Patty", siguiendo con nuestro tratamiento recomendó una Colonoscopia y nos envió al módulo para que sacáramos una cita. Antes habíamos felicitado a una Srta. Roxana, muy atenta y educada pero, al salir de la consulta, no la hallamos. Estaba su compañera la Srta. Sandra Elizabeth Mesías Díaz, muy atenta también, pero seguramente "cansadita".

A cada pregunta nuestra nos cortaba y nos hacía el favor de darnos una explicación. Es decir, piensa esta señorita que los viejos enfermos que acudimos al Hospital, somos unos tontos. Dejé que hiciera su labor y me extendió una cita para Gastroenterología con la Dra. Miriam Reyes Enríquez. Estábamos día 6 de Abril y la cita era para el lunes 11. O sea, hoy. Concurrí y tuve que soportar a otra de estas señoritas que mejor no la nombro, porque adujo que no teníamos la "CARTA DE REFERENCIA para Gastro.

Sin embargo, accedió a que pasáramos al consultorio de la Dra. Reyes y luego de una espera de casi 2 horas tuvimos el gusto de conocerla. Leyó nuestra historia médica y estaba a punto de darnos la orden para el exámen al que debo someterme pero, no fue así. Reparó que no teníamos la bendita Carta de Referencia para Gastro. Por lo tanto, viaje inutil de 2 horas de Carabayllo al "Sabogal", pasajes y 2 horas más de larga espera. La verdad es que mi "cancer" queda chico ante estos trámites burocráticos.

Es que yo tengo Carta de Referencia para Oncología y no para Gastro. Soy paciente del Sabogal, hace tres años y toda mi historia de enfermo y operado está allí. Ahora debo volver a Santa Isabel, Carabayllo y pedir cita a un médico del policlínico y este autorizará la nueva Carta de Referencia para Gastro. Otra vez espera interminable y volver a ver los rostros cada vez más espantosos de las chicas de los módulos. Estamos ya en los 77 años de edad y no hay derecho a que esta burocracia continúe.

Ojalá que el nuevo Presidente del Perú, Keiko o Humala, hagan que termine para siempre el martirio de los enfermos, que no sólo soportamos la desgracia de nuestras enfermedades, sino también, el mal trato de los ineptos empleados de EsSALUD. Lamentablemente son mayoría, pero hay algunos muy responsables y respetuosos. Toda una tarde perdida para nada. Y con las ganas que tenemos de concurrir. ¡Qué desastre! Hay mucha gente que necesita trabajo. Busquen la idónea para atender enfermos. ¡Más humanidad! Gracias.

domingo, 10 de abril de 2011

¡GRACIAS DRA. PATRICIA PIMENTEL ÁLVAREZ! TUVIMOS CITA EL 6 DE ABRIL EN El "SABOGAL".

Nuevamente muestro mi alegría al Dios Divino y le agradezco de todo corazón por seguirme dando vida y la oportunidad de seguir escribiendo. El 4 de Marzo, cumplí tres años de mi operación al colon en manos del Dr. Martín Ccolca Cahuana y de la que me recuperé rápidamente gracias a los consejos del joven médico de la visita diaria Omar Rodríguez. No puedo dejar de mencionar al Dr. Martín Mondragón que, en Emergencia del Hospital Sabogal, detectó mi mal y logró mi internamiento inmediato. ¡Era urgente!

El 6 de este mes, de "debates" y elecciones para la Presidencia de la República, nos tocó cumplir con la cita de rigor, luego de haber pasado pruebas de laboratorio y una tomografía, esta última con algunos incidentes que comenté anteriormente en este blog. La angustia de todo paciente oncológico, por los resultados que se esperan, es extrema. Lo nuestro, en cierto modo, se disimula por este entretenimiento de escribir y ser un abuelo "chocho" con Alejandra y Joaquín, mis pequeños nietos. Hay que estar activados de alguna manera.

Ansiaba el encuentro con la que es mi médico tratante, la Dra. Patricia Pimentel Álvarez, "Patty" para sus amigos y soy uno de ellos. Sin exagerar y dicho por los muchos pacientes que debe atender y con los que esperamos en esa antesala a la consulta, una verdadera profesional y muy querida. Como siempre y con los brazos abiertos y el beso que corresponde, nos recibió con su alegre personalidad. Sería ideal que todos los médicos de ESSALUD, muestren esta disposición de "Patty" hacia sus pacientes.

Nos felicitó de arranque por nuestros blogs en Internet y tiene la seguridad que, lo que hacemos, es lo más positivo para nuestra lucha contra el cáncer. Del escaso tiempo que dispone para atendernos, nos habla de Don Lucio Pimentel, su padre, de muy buena edad y mayor que nosotros. Sus hijos, dos y con los que se entiende a maravillas. Es una madre amorosa y que sigue igual en cuanto se posiciona en ese frío consultorio al que le da su calor humano. Por ello, nunca dejaré de reconocer sus atenciones con nosotros y con todos.

Nos dio el resultado y siempre con su alegría contagiante nos felicitó porque vamos bien. Ya llegamos a 15 en hemoglobina. Pensar que ingresamos apenas con 7. ¡Qué cambio! No quiero cantar victoria. "Patty" me aconseja que sigamos en la observación y se que, en sus manos, tenemos la garantía de sobrevivir algo más. Nada de preocupaciones y espero llegar a los 77 con el optimismo que me transmite cada vez que voy a su consulta. ¡Gracias! Muchas gracias Dra. Patricia Pimentel Álvarez. Simplemente "Patty".

Hasta aquí este comentario de todo lo acontecido en el Hospital "Alberto Sabogal". El largo viaje desde la urbanización Santa Isabel en Carabayllo, donde residimos, hacia el Callao, se ve compensado con la atención de mi amiga "Patty" Pimentel y ojalá sea igual en todas sus dependencias.  Me voy a votar y que gane el que debe ganar. Hoy Domingo 10 de Abril, hay que cumplir con este acto cívico. Patricia no nos dijo quién era su candidato pero ruega que, quien salga, esté comprometido al máximo con EsSALUD. Gracias.