domingo, 11 de septiembre de 2011

GRACIAS A DIOS Y MIS MÉDICOS, ESTOY VIVO. ENTONCES: ¡VIVA LA VIDA!

¡Viva la Vida!
Después de meditarlo con el suficiente razonamiento, decidimos cambiar de nombre a este blog de quejas y argumentos que dedicamos a ESSALUD y a la AFP Horizonte. SE llama ahora "HORIZONTE-ESSALUD". Seguiremos en esa línea y evitaremos, en lo posible, seguir agregando críticas contra un sistema muchas veces equivocado a través de sus años de vida institucional. Lo cierto es que ahora decimos ¡Viva la Vida! Seguir en este mundo, luego de salir bien librado de un mal que nos parece no tiene remedio, es un milagro de Dios. A Él, le debemos todo y por supuesto a nuestros médicos.

Es que cada amanecer nos despertamos como si estuviéramos dormidos mucho tiempo. Hemos llegado a la edad de descansar a intervalos. Igualmente nos hemos adaptado a la etapa y es nuestro espíritu el que jamás se doblega a la incertidumbre. No nos agrada el pleito y buscamos si lo justo. El animal rabioso que llevamos en nuestro interior, pretendemos ha sido domado. No necesita jaula alguna ni encierro porque ha aprendido de la vida que toda su furia es innecesaria cuando se encuentra el amor.

Pareciera que mintiéramos, pero no. El terrible cáncer es incombatible y la lucha de la humanidad por darle fin a travès de la ciencia médica, pareciera imposible. Años atrás elucubraba qué haría si me visitaba a mí. Y me llenaba de imaginarias ideas locas, porque pensaba no saldría sorteado. Gran mentira que, cuando menos lo pensaba, se hizo realidad. Y le debo a este cangrejo el haber ingresado al mundo de los "blogs". Escribir, una pasión interior nuestra, se hizo realidad. El mejor premio es saber que nos leen.

Entonces, las horas que la mente está despierta porque los años así lo permiten, las aprovechamos para que afloren recuerdos gratos y de los otros también. Pero buscándole siempre el lado positivo. Aquí no pensamos en conquistar premio alguno ni tampoco económico. Estamos por cumplir este 25 de Setiembre los 77 años de vida y ya me regalé el premio mayor: ¡Estoy Vivo! Es lo que celebro cada año desde que salí del trance. Y lo agradezco a mis médicos, al Hospital Sabogal y al Dios Bendito.

Quizá el bicho que camina al revés esté siempre en acecho. Lo burlamos escribiendo. Quitándolo de nuestra mente y siempre ocupados en visitar los amplios caminos de la imaginación. No fuimos famosos y estuvimos en aquellos campos que lo requieren. Ser artistas es buscar la fama, el éxito y el dinero. Todo lo tuvimos sin exageración. Todo empieza y todo acaba. Lo interesante es siempre tener otra alternativa de comenzar algo nuevo. Y aquí estamos. Cada blog es algo inédito para nosotros y cada vez son más y nos hace bien.

Un mensaje para los de mi edad. Ingresen a este mundo y empiecen de cero. Con paciencia y dedicación, hagan "solitarios", ese juego que entretiene y cubre los espacios de insomnio. No lo receta un médico. Lo indica un sobreviviente del cáncer que jamás pierde las esperanzas de hacer algo nuevo. Es un reto que no se detiene ante la muerte ni el tiempo. Y lo mejor es vivir. Tengo mis nietos y creo ciegamente en Dios. Con humildad y Credo, podemos seguir avanzando hasta que ordene lo contrario. ¡Viva la Vida! Gracias.