jueves, 26 de enero de 2012

HOY ES CUMPLEAÑOS DE LA DRA. PATRICIA PIMENTEL DEL HOSPITAL SABOGAL DEL CALLAO.

La Dra. Patricia con
Valeria y Rodrigo.
Este "Enfermo Feliz" se complace en saludar, por el día de su onomástico, a la Dra. Patricia Pimentel Álvarez, la popular Patty entre sus colegas y amigos. Nos imaginamos que tiene el día libre y esperamos que lo disfrute con su linda familia y rodeada de sus amigos que la estiman. Que reciba muchas tarjetas de salutación y que en el Facebook, igualmente pueda notar el aprecio de su gente. Nosotros le hemos enviado una felicitación especial en nuestro blog "Saludos". Por favor ir a ENLACES y buscar allí este blog. ¡Mil felicidades Patty!

Un segundo párrafo para manifestar que la Dra. Patricia Pimentel es nuestra tratante médico desde hace ya más de tres años y le estamos agradecidos por su bondad y simpatía para nosotros los pacientes de Oncología. Nos ha dado cita hasta Abril y con la ayuda de Dios, esperamos seguir en este cometido de distracción que significa escribir blogs en Internet. A nombre de cientos de pacientes que tenemos la suerte de visitarte en nuestras citas, un ¡FELIZ CUMPLEAÑOS! A apagar las velitas y a pedir muchos deseos que espero se cumplan. Gracias.


domingo, 15 de enero de 2012

UNA PREGUNTA A LA AFP HORIZONTE: ¿POR QUÉ NO NOS ELEVAN NUESTRAS PENSIONES AL MÍNIMO VITAL DE HOY?

NIÑO DIOS:
¡Milagro por favor!
Esta pregunta y la repito: ¿Por qué no elevan nuestras pensiones a lo que es hoy "el sueldo mínimo vital"? Al comenzar su gobierno Alan García Pérez, nos hizo el regalo más significativo a nosotros los pensionistas de las AFP. Fue realmente un notición y no olvidamos que fuimos invitados al Salón Dorado de Palacio de Gobierno y allí, cientos de pensionistas oímos de propia voz del Presidente García, que había elevado al Congreso, para su aprobación, su justa propuesta y que nos beneficiaba enormemente.

En esa tarde maravillosa en Palacio de Gobierno, nos enteramos que había pensionistas de las AFP que percibían 18 dólares mensuales. ¡Una barbaridad! Aquellos amigos, sí se beneficiaron por completo. Nosotros necesitábamos que nos doblaran el sueldo para llegar al Mínimo Vital. Aún recuerdo que terminamos cuatro de nosotros, que nos conocíamos por primera vez, celebrando el acontecimiento con un "lonchecito" cerca a Palacio. Los piscos que brindamos con Alan, habían hecho su efecto.

Es por esta razón que, gracias a Dios, cambió en algo nuestro ingreso de jubilados. Seguimos recibiendo por un lado lo que nos corresponde por la AFP y por otro, está lo que nos otorga el Estado Peruano. Se que el sueldo mínimo vital subió alguito más e hicimos el reclamo. Se nos dijo que pronto tendríamos noticias y nada. Aquel aumento, tengo entendido, no fue sólo por el período de gobierno de Alan García. Sino ¿cual es la gracia? Es una Ley que por lógica, se debe aplicar cada vez que se incrementa el mínimo vital.

Quiero aclarar que nuestros aportes se iniciaron en 1954 cuando fuimos empleados de Radio Victoria y así, hemos continuado aportando a través de otros medios de difusión. Resulta que en 1970 ingresamos a Canal 4 de TV. y luego de 25 años, nos jubilamos con un regular sueldo. Un descuido nuestro de aportar, nos hizo aceptar lo que nos aconsejaba la AFP, es decir, dar lo que correspondía a tres sueldos mínimos. Ese no era nuestro último sueldo. Por otro lado, las visitas de las compañías de Seguro, hicieron el resto.

En todo caso este reclamo va dirigido al Gobierno, pero son las AFP, las que administran nuestras pensiones, las que deben realizar los reajustes y evitarnos dar vueltas a quienes ya no estamos para sufrir engorrosos trámites. Felicito a los jubilados estatales, porque ellos sí gozan de una pequeña gratificación por Fiestas Patrias y Navidad. Con los años de servicio que hemos aportado, lo mínimo que debiéramos percibir es 850 soles. ¡Fue realmente una equivocación el que nos mudáramos a una AFP!

Entonces, ya teniendo la Navidad sobre nosotros, a la AFP HORIZONTE este pedido. ¡Que nos tramiten el reajuste para percibir el sueldo mínimo vital! No va a salir de vuestros bolsillos. Es el Estado el que tiene la obligación de cumplir con la Ley. No hagamos bilis y tengamos la esperanza de que se acuerden de nosotros. Siempre pensando en "Horizonte es mi Salud", les deseo una Feliz Noche Buena. Tenemos para rato. Ojalá, aunque se dice siempre que la vida es corta. Esperamos novedades en este 2012. Gracias.

¿PODEMOS VISLUMBRAR NUESTRO HORIZONTE A LOS 77 AÑOS DE EDAD?

¡Mi Horizonte!
¡Cláro que si! Mientras haya vida habrá proyectos y metas. Nuestro cerebro continúa pensando y si lo hace de manera positiva, ayudará a lo más importante que es el alma. No puedo entender al insensible, al que no le da importancia a nada, al que no se alegra de lo bueno que le va al hermano y anda metido en su caparazón de egoísmo. Nos agradaría cumplir los retos inmediatos y siempre con el deseo de hacerlo mejor. Hemos hallado en escribir, una manera de distracción que cura y que la recomiendo con humildad.

Retrocedamos en el tiempo y analicemos cada acción cometida por nosotros. Hallaremos que hubo errores y que corregimos a tiempo. Encontraremos satisfacciones por lo que hicimos y siempre estará el premio que nosotros nos dimos. Me pasa a mi. Trabajé mucho y me forjé varias profesiones. Siempre el aliento corrió a mi cargo. ¿Egocentrismo? No lo creo. Resulta que todo lo que haces bien, a nadie le parece lo mismo. O sin más explicaciones, se te ignora y es muy difícil hallar un buen árbitro.

¡Enfermo feliz!
Me metí en la cabeza que "querer es poder". Querer siempre lo bueno y sano. No querer hacer daño y mucho menos criticar sin razón. ¿Por qué no fui otra cosa? ¿Famoso, popular o estrella? Simplemente por que no nació en nosotros y lo que no nace no crece. El aplauso siempre me lo brindé yo y sin exagerar. Tuve los pies bien puestos en el suelo para no perder equilibrio. Tampoco soñé despierto. Experimenté de todo. Tengo mi historia y la releo en busca del por qué no soy rico.

Tampoco soy pobre y medito esto en la casa de Dios cada vez que la hallo en mi camino. Lo bueno es que Él me acompaña a donde voy sin decir nada. Yo lo siento y lo cargo con gusto. Nunca lo he visto y creo que nadie también, pero se metió cuando niños y desde allí ha sabido conducirnos sin sentirlo. ¡Qué maravilla! ¿No? A veces debe dormir pero hay alguien que no. Es mi ángel guardián. Un querubín que me ha rescatado de situaciones peligrosas y me advierte en lo que no debo ser.

¡Soy triunfador!
Por eso es que tengo horizonte. Llegué a momentos triunfales y jamás me di cuenta. Nunca los celebré y pasaron inadvertidos. Pasan los años y anualmente celebramos el nuevo. Comemos las uvas y en cada una va un deseo. Lo cierto es que con tanta bulla y luces en el cielo, los deseos se apagan. Quisiera recordar los que pedí y no puedo. Sin embargo ya en la realidad, deseo una Laptop, creo que así se llama la computadora portatil y que quiero usar cuando viajo o voy de visita y hay un tiempito para escribir.

Me han dicho que parezco un niño. La verdad es que el tiempo ha pasado tanto y hoy, sin mirarme en el espejo, veo que mi alma está blanca. No lo se por qué. Pasé por tierras barrosas y ambientes salpicados de basura y no he quedado manchado. ¿Será un sueño esto que escribo? Lo acepto sin vanidad. Tengo mi horizonte siempre claro y hacia allá voy. Llegaré a cada meta y sin mucho ruido me embarcaré en otra. Es mi manera de vivir la vida. Por lo pronto y aunque parezca risible, me vuelvo a aplaudir. Gracias.

sábado, 14 de enero de 2012

"ESmiSALUD" SIGUE AGRADECIDO A LA DRA. PATRICIA PIMENTEL ÁLVAREZ DEL HOSPITAL ALBERTO SABOGAL DEL CALLAO.

Personal médico y técnico de todos los hospitales de ESSALUD
que participaron en el ENCOR. Del Sabogal son Patricia Pi-
mentel, Hernán Borjas, Mariella Moreno, José Chaman y
Piero Mora. Excelentes médicos.

Como comprenderán, la anterior reseña nada tiene que ver con mi médico tratante. Creo que tampoco se puede culpar a alguien, si el sistema anda por los suelos. ¡Cuánto se ahorraría si se aplicara sentido común! Difícil pedido porque no está en los genes, ni tampoco en las facultades de quienes cumplen un trabajo y no tienen la menor idea que cobran para atender bien. Están por supuesto las excepciones y tengo la gran suerte de gozar de ese privilegio. Les hablo de mi querida doctora Patricia Pimentel Álvarez.

Patty y Juán 
Colmenares
Pareja de tórtolos.
Es una amistad que hemos conseguido en estos tres años, de una relación paciente-médico inigualable. Justo en la última cita y cuya espera he comentado ampliamente en mi anterior escrito, tuve el placer de saludarla y esperar su diagnóstico, luego de que en casi cinco meses, cumpliera con una serie de pruebas que ordenó como parte de nuestro chequeo de salud. Patricia Pimentel Álvarez, está al margen de todo lo que critico y tampoco le exigimos una atención especial para nosotros. Cumple con atendernos a todos por igual.

Con Valeria y Rodrigo
sus encantadores niños
Lo extraordinario sucede cuando ingresamos a su consultorio. Su bienvenida es muy atractiva y levanta el espíritu de sus pacientes con gran técnica y cariño. Justo una dama, con la que almorzábamos previa la cita, me confiaba su admiración a Patricia Pimentel. Se me ha extraviado su nombre y lo lamento. Prometió ver nuestro blog y ella era otra entusiasta "enferma feliz". En esas esperas es que paramos orejas y escuchamos siempre gratos comentarios sobre mi oncóloga, lo que me satisface y eleva aún más nuestra confianza.

Cuatro fornidos médicos
del Sabogal, resguardan
a Patricia Pimentel.
Les contaré que los resultados estuvieron buenos. Todo normal en el examen de tomografía. Cada vez que analiza un órgano, esboza su amplia sonrisa y nos felicita. Lo mismo sucedió con los resultados de laboratorio  y por allí hubo una baja de hemoglobina pero que no es nada de temer. Hemos superado de 7, que era la cantidad cuando ingresamos al hospital, a 14, lo que señala el resultado de la última prueba. Nada que temer porque superamos ampliamente el promedio peruano. Resultado: OK.

Un paseo en bote en Ica
y en la laguna de
Huacachina.
Nos olvidamos de los sinsabores que no podemos disimular y los reflejamos en este blog, siempre con el deseo de lograr se nos entienda y atiendan mejor a los enfermos. Quiero confesarles que la doctora Patricia Pimentel Álvarez se da su tiempito y nos sorprende de vez en cuando en Facebook. Alli aprovechamos y la saludamos. Gozo del honor que nos escriba a nuestro correo y siempre, de manera personal, para ponderar nuestro trabajo en los blogs que escribo. ¿Es gran suerte la que tengo, verdad?

Y nos felicitó de haber llegado ya a 14 blogs. Piensa ella que la mente ocupada es positiva para vencer al cáncer. De pronto es que, en efecto, no le hacemos tanto caso y nos distraemos con estos escritos. Ella nos invita a seguir y piensa que es una buena terapia. En cinco minutos, nos decimos el afecto que nos tenemos, indago por sus bellezas de hijos y ella lo hace igual por mis nietos. Envío un saludo a su esposo Juán Colmenares y con el que se luce en esta reseña. Ahora nos ha mandado pruebas para cumplirse en Abril. Serán cuatro meses para volver a ver a la doctora Patty y conocer otros nuevos resultados. Gracias. .

sábado, 7 de enero de 2012

LA HISTORIA DE "UNA CITA ADICIONAL" EN EL HOSPITAL SABOGAL. CINCO HORAS DE TRÁMITE Y ESPERA POR LA INSENSIBILIDAD QUE EXISTE EN LOS MÓDULOS.

¡Te quiero Hospital
Sabogal del Callao!
Ayer 6 de Octubre y gracias a mi amiga Patty, mi oncóloga tratante en el Sabogal, debía ir a retirar una "cita adicional". Necesaria para ver los últimos resultados de laboratorio y tomografía que, igual a todo, fue un perder el tiempo de ir repetidas veces al Callao y para nada. No hay reactivos, no hay medicina y no hay tomógrafo. Lo peor de todo, NO HAY SENSIBILIDAD en los módulos de "desatención". Ayer, entre idas y venidas más las 5 horas que estuvimos en sus instalaciones, completamos 9 horas de tediosa espera. Les cuento: Nos había recomendado Patty que fuéramos a las 12 del mediodía. Así fue. Llegamos al módulo 14 y con unas ganas tremendas de no atendernos nos escuchó la empleada Beatriz Barahona. 

Observó nuestro DNI y una receta anterior que debió cumplirse en Octubre. Reaccionó y nos mandó hasta Febrero en que se daban nuevas citas. Le dije que la propia doctora nos había indicado ir el 6. Puso mala cara y se fue a la consulta, Retornó con que me iban a atender a las 3 y puso empeño en entregarnos el ticket. Cumpliendo con el trámite indagó si teníamos la carta de referencia. Afirmé que no y retornó al consultorio de mi doctora. Ella, tan gentil siempre, me otorgó la extensión y Beatriz nos envió a completar el trámite en el módulo 9 y otro desatento empleado, como que hace las cosas automáticamente, nos afirmó que ya estaba resuelto. Otra caminata al 14 y Beatriz Barahona se enfrentó a su computadora y esta le indicó que no había procedido la reactivación de la "carta de referencia". 

¡Me quiero morir!
Me volvió a enviar al módulo 9. Daban ya las 12. La obedecí y el fulano de la 9, siempre con "unas ganas tremendas de atendernos" revisó, miró bien e hizo su truco de que todo estaba correcto. Hasta se sorprendió. Gran actor. Esta "pelota de ping pong" retornó a lo de la Barahona y ¡ya no estaba! Se había ido a almorzar. ¡Qué con...ciencia! Felizmente estaba la pareja de atención del módulo 14, llamada Sandra Mejía y al ver que rabiábamos en silencio nos inquirió sobre lo que necesitábamos. Miró a su pantalla y nos dio la bendita "cita adicional". La hora ya era la UNA. Me sugirió que fuera a almorzar porque la atención empezaba a las dos de la tarde. Un hermoso paseo y a aprovechar de sacar los resultados de tomografía y de laboratorio. Colas y demás laberintos. Mejor no comentamos estos otros desagradables momentos.

Sandra me recomendó un "huarique" para almorzar y allí, cerca al módulo de atención general, había un lleno de bandera y sólo una silla. Se habían contagiado los del comedor particular, de los mismos desganos de los módulos vecinos. Tres ofertas y escogimos la de Ocho soles porque salía al toque. Nos sentamos y al lado de una gentil señora que también hacía tiempo, esperamos durante 20 minutos. A nosotros nos llegó el menú casi al final. Conversamos y oíamos sus quejas y también sus buenas expresiones sobre Patty. Era también su paciente. A la mesa se integró un médico en busca de almuerzo y, como nosotros, también tuvo que esperar.

Gente esperando cita.
¡Qué horror!
Es que en el Hospital Sabogal del Callao, todo es espera. Hasta para almorzar. El mencionado médico nos mostró unas tarjetas suyas y en la que se muestra un producto, según él, la muerte del cáncer. Iba a dar una conferencia para los interesados y nos invitó a que concurriéramos. Imposible. La dama le indagó por qué no se aplicaba esa cura en el hospital y dijo que era muy cara. Sin embargo él la promueve. Es el laboratorio LP CENTER en Lince.¡Da buenas regalías! Nos recomendó integrarnos a esta campaña y si es cierta, pronto estaremos comentándolo en este mi blog "ESMISALUD". Nos despedimos y otra vez al consultorio a volver a esperar. Estaba Sandra Mejía y nos invitó a tomar asiento. Ojalá fuera a las 3 de la tarde. Ya queríamos retirarnos de este martirio, propio como para hacer penitencia en Semana Santa.

Nada más falso. Reclamé y me dijeron que no habían traído mi historia. Otro "vejancón" como yo, que daba vueltas como un trompo, resultó muy simpático y me dijo llamarse Eduardo Bloisa, un barrioaltino criollazo y buena gente con gran sentido del humor. Un cangrejo le había ocasionado la pérdida de la voz pero se hacía entender y también esperaba a Patty. A las 4 y 30 nos llamaron y cumplí con ver a mi doctora y saber que estamos muy bien gracias a Dios. No la hicimos larga y le di la posta a Eduardo "La Voz que acaricia". Me retiré a las 5. Todo por una "Cita Adicional". En síntesis, ese fue mi regalo de Reyes. Fui a ver a mis nietos y retorné tarde a casa. ¿Qué les parece esta historia? ¡Común, en todos los hospitales de ESSALUD! Saludos Presidente Ollanta Humala. Gracias.