martes, 17 de mayo de 2011

GRACIAS DOCTORA MIRIAM REYES HENRÍQUEZ DEL "SABOGAL DEL CALLAO" POR EL EXAMEN DE COLONOSCOPÍA. EXCELENTE MÉDICO..

Colonoscopía
Para variar les cuento que la damita que nos llamó desde la Unida Básica de ESSALUD en Carabayllo y decirnos que la Carta de Referencia para "Gastro" que nos había requerido la Dra. Miriam Reyes Henríquez del Sabogal, ya podía ser retirada. Lo hizo el 30 de Abril y al leerla, se nos daba cita para el 28. Ya se habían pasado dos días. ¡Qué eficiencia! Al entregala nos dijeron podíamos solicitar atención en el Sabogal. Como éramos pacientes "continuadores" no había problema alguno. ¡Qué descubrimiento! Fuimos al Sabogal en busca de la Cita Adicional que nos prometió la Dra. Miriam Reyes Henríquez y no atendía por la mañana. En el módulo se nos dijo regresar por la tarde o el siguiente Lunes.

En efecto, nos decidimos por el lunes y estuvimos a las 10 de la mañana. Aprovechando que la puerta de su consultorio estaba abierta, ingresamos y luego del saludo correspondiente, le explicamos nuestra presencia. Parece que la Dta. Reyes que atiende a tantos pacientes, no nos reconoció pero, sí puso atención a nuestro requerimiento. Muy amable nos oyó y tuvo en principio una respuesta desalentadora. Sólo podía darnos la "Cita Adicional" para atendernos en el turno de la tarde. Le solicité que podía esperar hasta ser el último de la mañana y arguyó que en Archivo no había atención. Lo que queda de mi colon, empezó a temblar.

ALBERTO SABOGAL
Me había prometido no enojarme y acepté el ofrecimiento. Mientras redactaba la bendita "Cita Adicional", le pregunté si había leído nuestro blog de Internet, éste, en el que les estoy contando lo que me pasó. Justo ingresó una señorita, a la que indagó qué posibilidad existía para que Archivo le otorgara mi historia. Le respondió que atendían hasta las 12. Entonces la Dra. Miriam Reyes Henríquez cambió de actitud y con mucha amabilidad, dijo que me atendería esa misma mañana. Retorné al módulo 15, entregué su orden y, caballero a esperar. Felizmente había llevado un libro de Mávila Huertas sobre "Los Reyes del Mambo" e hizo agradable la nueva espera. Exactamente dieron las 12 y 30. Lo que quiere decir que buscar mi historia y la atención a los otros pacientes duró mas de dos horas.

La entrevista con esta dama mèdico, me agradó. Me dijo que "ya no tenía cáncer". Que había sido extirpado hace tres años y lo que me lleva al Sabogal, es solamente el control necesario. Leyó mi historia y la fecha de mi última prueba de colonoscopía y pasó a la receta. Me la fijó fecha para el 30 de Junio y allí sabría si los micro pólipos que se encuentran en lo que me queda de colon, han crecido o no. Si fuera así, me los extirparía. Me recetó lo debido y le agradecí su fina atención que me evitó regresar en la tarde. En Farmacia, otra espera y leí algo más de "Los Reyes del Mambo". Total, para esta gestión: TRES HORAS Y MEDIA. Agregamos las 4 de ida y vuelta de Carabayllo al Callao y redondeamos SIETE HORAS Y TREINTA MINUTOS. Sin duda alguna, culpa del Sistema y que todos acatan calladamente. 

Prueba de Colonoscopía
(Agregado el 2 de Julio). 
El 30 de Junio, acudimos a la cita para el examen de Colonoscopía, después de todo un tiempo largo de espera y la angustia consiguiente del ¿qué será? Llegamos a las 8 menos diez de la mañana y nos hicimos presentes en el módulo. Estuve acompañado de mi querida esposa y Juanita, mi hija mayor. Con un hambre tremendo, porque no había ingerido nada el día anterior, exigencias de la prueba, consistente en  todo líquido y transparente y finalmente a tomar los medicamentos recetados. Quedamos agotados y despertamos a las 5.30 para la ducha y concurrir con la higiene del caso.

Fue un capítulo más en "vivo y en directo". Escribir, según Patty Pimentel, mi oncóloga querida, ayuda a mi rehabilitación. Ahora  está de vacaciones. Agradezco a la Dra. Miriam Reyes Henríquez de Gastroenterología del Sabogal, por su bondad de habernos atendido ella misma y que la molestosa prueba de Colonoscopía, esta vez no fue tal. Es una eficiente profesional mèdico y, con su permiso, la agrego a mi modesta cartera de buenos amigos. La felicito y le agradezco la bondad de sus palabras y el aliento que nos obsequió en esta prueba difícil para superar nuestro mal. También a su asistente y al Hospital "Sabogal del Callao": ¡Gracias!

No hay comentarios:

Publicar un comentario