jueves, 2 de junio de 2016

"PEPE CARRIÓN". LOCUTOR DEPORTIVO DE NARRACIÓN BRILLANTE. "LA VOZ DE LA EMOCIÓN". NOS APOYA EN EL SABOGAL DEL CALLAO.

"Pepe Carrión".
Nuestro querido Perú destacó en tiempos lejanos en el fútbol como "Tierra de Arqueros" y en referencia a dos grandes que fueron José Soriano y Juan Honores, triunfadores en la Argentina. De la misma manera lo podemos afirmar en el campo de la locución deportiva con narradores extraordinarios como lo fueron Juan Sedó, Oscar Torres Bouroncle, Humberto Martínez Morosini y Eduardo San Román entre otros. Así, en nuestra experiencia en este campo tan difícil, hemos conocido en la década de 1970 a otros notables hombres del micrófono y entre ellos al que ocupa nuestra reseña: José Héctor Carrión Ramírez, más conocido y querido simplemente como "Pepe Carrión". También identificado en el mundo radial como "La Voz de la Emoción". Hay que escucharlo para tener esta percepción. Diríamos, y sin exagerar la nota, un artista que nos impacta por su narración.

Pepe y Lalo en parte superior.
Se inició como todos los grandes narradores en la especialidad de "planta baja", en el propio gramado y desde donde se entrevista a los jugadores, entrenadores y todo aquello que sea de interés para el aficionado deportivo. Es allí donde se generan las "primicias calientitas" como lo suele decir otro dilecto compañero de jornadas inolvidables como lo es "Lalo Archimbaud" y con el que posa con otros buenos colegas en pleno comentario. Aquí recibimos el apoyo de otro colega del deporte como lo es Carlos Castro Maya y que nos cedió datos y fotos muy interesantes de nuestro querido personaje.

Entrevistando a Ángel Cappa.
Estudió periodismo en "Jaime Bausate y Meza" y al finalizar ingresó en 1972 al programa "Campeonísimo" de Tito Navarro en radio Central y paralelamente al Seguro Social del Perú. Hacía informes desde un costado de la cancha y de a poco fue haciéndose comentarista y relator. Tuvo como uno de sus guías a Juan Adán Navarro, quien le dio muchos consejos que él siguió al pie de la letra. En 1981 debutó internacionalmente para Radio Victoria desde "El Campín", el partido que Perú empató 1 a 1 con Colombia para la clasificación al Mundial "España 82".

Desde el Estadio de Alianza
Otro de los grandes programas en los que estuvo fue "Ovación" en Radio El Sol con Pocho Rospigliossi en 1988 y hasta que este dejara de existir. Retornó a "Campeonísimo" y estuvo dos años, pero a inicios de 1994 se le propuso dirigir un nuevo espacio llamado "Entre Bolas" y asumió el reto. Audiciones diarias y transmisiones desde escenarios de Lima y provincias. En el 2002 con el mismo programa hace audiciones en Radio "Ovación" y pasa a ser relator oficial, alternando con Jorge Changra, Elejalder Godos y Rafael Jácobo. Con respecto a "La Voz de la Emoción", esa denominación se la puso Enrique Arturo que siempre elogiaba su emotividad y su alto timbre de voz.

Con "África Look" en 1972 
En esta foto lo podemos apreciar en sus inicios luciendo un "Africa Look" y detrás de Héctor Chumpitaz en el Estadio Nacional y la barra peruana dirigida por el "Pecoso Ramírez". Ha tenido un largo trajinar por diversas emisoras y se le conoce también como "Don Pedrito" por una broma de Koky Salgado en un programa televisivo con "El Ronco Gámez". Goza de gran popularidad en el medio deportivo y recuerda mucho entre otros a Raúl Carrasco, Roly Cadillo, Ricardo Mora, Elejalder Godos y muchos más. Tuvimos ocasión de verlo integrar hace poco una de las comisiones del electo Decano del Colegio de Periodistas Max Obregón Rossi.

Pepe Carrión y Carlos Serván
Aquí posamos ambos captados por nuestra "Cámara Viajera" en su lugar de trabajo del Hospital Sabogal del Callao. Es Jefe de Imagen en el Dpto. de Relaciones Públicas y gozamos de sus finísimas atenciones. Es casado con Maruja Bazán y se siente orgulloso de sus hijos Karina y José Luis. La Dra. Patricia Pimentel, nuestra médico tratante afirma que "Pepe Carrión" es la Voz en todas las actividades del mencionado hospital. Nosotros estamos de acuerdo porque por algo se le dice también "La Voz de la Emoción" cuando con sus relatos nos hace vibrar cada vez que juegan nuestros seleccionados y canta el gol como nadie. Gracias.

AGREGADO EL 19 DE FEBRERO DE 2016. Lamentamos comunicar el sensible fallecimiento de José Héctor Carrión Ramírez en la fecha, luego de soportar delicado estado de salud. Nuestras condolencias a su querida familia y tenemos la seguridad que ya se encuentra al lado de Dios. QUE EN PAZ DESCANSE.



lunes, 3 de marzo de 2014

HACE SEIS AÑOS NOS OPERARON DE CÁNCER AL COLON. FUE EL 4 DE MARZO DE 2008 EN EL HOSPITAL SABOGAL DEL CALLAO.

Gracias Hospital Sabogal.
Más que recordar, es reflexionar sobre lo que significó en nuestra vida dicha operación médica. Fue como volver a nacer. No tuvimos el amargor de otros pacientes a los que se les dice la verdad y se hallan de la noche a la mañana frente a un reto con la muerte. A nosotros nos la ocultaron y sólo se decía que se trataba de un tumor maligno. Es decir, ignorábamos lo que significaba tenerlo. Ya siendo maligno, existía cierta gravedad. Por eso no le hicimos caso. Jamás nos amenazó, en el pensamiento, la muerte.

Además de nuestra confianza en Dios, que todo lo puede, era asumir un reto de valentía y que no afectara a mi familia. Todo fue tan rápido en el hospital, que no hubo tiempo para evaluar las consecuencias. Antes de ese ingreso por emergencia, que parece es la única manera de que te hospitalicen y te atiendan, habíamos pasado pruebas de Tomografías, Ecografías y otras muy molestas como las de Colonoscopía, etc. Gracias a ello, mi familia, incluyendo a mi adorada Antonieta, se hizo la gestión en el Hospital Sabogal.

Mondragón, Manuel y Antuca.
Mi cuñado Manuel Lengua Quiroz laboraba en ESSALUD y en su profesión de Contador Público tenía amistad con el Dr. Martín Mondragón del cuerpo médico del Sabogal. Cómo no reconocerle su valiosa cooperación. Por su parte el médico que aludimos nos ayudó personalmente en los trámites realizados en EMERGENCIA y ser aceptado el 3 de Marzo en calidad de urgente. Ese día me hicieron transfusiones de sangre para combatir la aguda anemia y soportar la operación. Todo se hizo a paso acelerado. Nos recomendó al Dr. Martín Colcca y no había tiempo que perder. Cada vez que lo veo, siempre lo saludo y agradezco su exitosa operación.

Esto que reseño es una suerte. Sin esas vinculaciones hoy no estaríamos reflexionando sobre lo que aconteció el 4 de Marzo de 2008. Es una triste realidad y que esperamos algún día se pueda superar en favor de miles de enfermos. Por eso es que podemos agradecer los seis años de sobre existencia que hoy celebramos. Comprobar que la ciencia avanza y lo que antes parecía incurable, hoy se consigue para felicidad de los pacientes y sus familias. El tratamiento y recuperación son motivo igual de reflexión. Hay que tener suerte en lograr un buen oncólogo.

La Dra. Patricia Pimentel A.
Y la hemos obtenido con la Dra. Patricia Pimentel Alvarez que es el ángel guardián de nuestra salud. Siempre con la sonrisa a flor de labios y alegrándonos la cita. Es el 50% de su estrategia para curar a sus pacientes. Seguimos con vida y producto de esta sobre vivencia es que nos hemos dedicado a escribir. Ya tenemos 15 blogs y el espíritu rehabilitado, pero sin bajar la guardia. Superar las penas que nos rodean y pensar que todavía hay un camino por recorrer. Dios nos regaló una familia unida, unos hijos que velan por nosotros y dos nietos maravillosos: Alejandra y Joaquín. Además, la posibilidad de ser útiles cuando la edad avanzada doblega a otros. Hay para rato y nos espera en Setiembre la llegada de los 80. Esperamos celebrarlos con ustedes. Gracias. 

viernes, 12 de abril de 2013

DRAMA DE LOS ENFERMOS EN ESSALUD. HOSPITAL ALMENARA. SU BUROCRACIA TRABAJADORA MATA A LOS ENFERMOS. NO HAY CAMBIOS.

Hospital Almenara
Al empezar esta nota nos sentimos deprimidos. Cuando creamos el blog ESMISALUD, lo hicimos con doble motivo. Uno, la manera de poder desfogar nuestros pesares por la mala atención que se recibe en ESSALUD. Dos, agradecer a los buenos tratantes, muy pocos, pero que merecen el reconocimiento a sus bondades. Estamos descuidando nuestro chequeo personal, por que le hemos agarrado fobia a ese trámite inútil que significa la Carta de Referencia y que generalmente se otorga por pocos meses. Toda tu historia está en el hospital en el que te operaron y en el que está tu médico tratante. Pérdida de tiempo, panorama triste y depresión hasta que te atiendan. Todo esto en el lugar que te corresponde por domicilio. Burocracia.

¡Qué rabia!
Ya hemos cumplido cinco años de sobrevivencia después que nos extrajeran al cangrejo. Hoy, quien sufre estos maltratos es mi esposa. Va a tener un año que fuera operada de cáncer al páncreas. Todo salió bien, gracias a Dios, pero el tratamiento quimio terapeútico la obliga a volver y ya es una mujer de 80 años, como el que escribe este comentario. Hay que estar muy temprano y para conseguir que te atiendan, debes esperar todo el día. Ella concurre acompañada de mi hija. ¡Qué sacrificio! La indolencia es lo que caracteriza a estos hospitales de ESSALUD. ¡Qué Rabia! Nadie pone coto a esto y creo que se podría solucionar con una buena dosis de recomendaciones a quienes tienen que atender a los enfermos.

La espera, desespera.
Si no son los médicos, que se creen dioses, son los empleados y el personal burocrático establecido durante años y que ignora la misión de un hospital. Las colas y las esperas. A nadie se le ocurre acabar con esto. Nuevos gerentes y directores en cada cambio de gobierno. El hacinamiento es cada vez más ostensible. Esos pasadizos de espera, completamente llenos de enfermos desmoralizados que no hallan ayuda ni atención adecuadas. Las damas que atienden en los módulos, sin preparación alguna, iguales a las cajeras de cualquier súper mercado y que está allí sólo para cumplir su horario. Hay quienes dicen que ganan poco por todo lo que tienen que hacer. Sin embargo, cuando empiezan, son las más solícitas, las buena gente, las colaboradoras. Ya están seguras en el puesto y todo cambia.

Las de los módulos de atención
¿Por qué, en algo que es realmente importante atender con dedicación, esto no es posible. Paguemos o no, los enfermos tenemos derecho a un tratamiento diferente. Donde se demuestre el amor a los semejantes. Que esas cabecitas de trabajadores del hospital, entiendan que cobran para respaldar el trabajo de los médicos. Un trámite en cada módulo, es un martirio. Caras de mujeres empleadas que no tienen la más mínima expresión de bondad con el enfermo. Se acostumbraron a ver los dramas y sólo atienden a sus conocidos o recomendados. Los demás, no pintan.

¡Deprimido!
MI esposa se atiende en el Almenara. Ayer no concurrió el médico y debe obtener nueva cita. Sus ansias de vivir se van desvaneciendo, no por su enfermedad, sino por el maltrato que recibe en el hospital. ¿Es que no hay formar de evitar estos problemas ocasionados por ellos mismos? Faltó el médico y ¿que culpa tiene el enfermo? Es como empezar de nuevo. Hemos llegado a la conclusión de afirmar que el hospital es otro cáncer. Aquí es en lo que se debe invertir la mayor cantidad de soles. Que un hospital sea el soporte feliz para después de una operación que puso en peligro tu vida. Que sea tu hogar y en el que te recuperes lo más pronto posible. Ingresas al nosocomio y para lograr la cita, debes caminar entre el calor o el frío en busca del módulo de atención, muchas veces fuera del área en el que te atienden. Esas caminatas en el Sabogal, la verdad es que son largas y tediosas. Volver a las colas de manera repetida, hasta lograr tu anhelado objetivo.

Ir a un hospital, es esto.
Inversiones fabulosas para construir un mercado, mejorar las pistas, traer vehículos, construir hospitales y sin tener idea de lo que significa ello. La salud es muy importante. Ir a un hospital en el Perú, es encontrar carencia de solidaridad con el enfermo y al que se trata como si fuera un menesteroso. Falta Dios. Sales del problema crucial y para la recuperación total, debes emprender nueva caminata por los senderos casi hostiles de un hospital. Ojalá algún gobernante pueda poner fin a esta Vía Crucis. Lo demandamos en nombre de millones de enfermos de ESSALUD. Gracias.

lunes, 4 de marzo de 2013

HACE CINCO AÑOS INGRESAMOS AL QUIRÓFANO EN EL HOSPITAL SABOGAL DEL CALLAO. ¡TODAVÍA ESTAMOS AQUÍ!

José Carlos
Hace exactamente cinco años ingresamos por emergencia al Hospital Sabogal del Callao. Fue un 3 de Marzo en horas de la mañana y que me pareció un largo día por todas las pruebas a las que fuimos sometidos a fin de estar expeditos para la operación. El 19 de Enero de 2008, cumpleaños de mi hija Zoila Gabriela, se interrumpió la reunión para cumplir con una cita que me concedió mi amigo el Dr. Martín Mondragón. Todo esto casi sorpresivo.  Se descartó la próstata y se ordenó otras pruebas de colonoscopía y endoscopía. Otra de tomografía y análisis. Los resultados no los conocía. Ya había sufrido un desmayo y esto puso en alerta a mi esposa Antonieta y a mi querida familia. Me esperaba una prueba de fuego por primera vez en mi vida y de la que salimos airosos gracias a Dios. Me he convertido en "reseñador" y me entretengo escribiendo. Gran terapia secreta para la recuperación.

Zoila Gabriela
Hubo otra cita en el Sabogal y fue el Dr. Martín Mondragón quien, en presencia de mi cuñado Manuel, me hizo saber la gravedad de mi salud. Me habló de que poseíamos un tumor maligno y había que extirpar parte del colon y ¡ya! Me citó para el día siguiente, muy temprano, por emergencia. Para nada se mencionó al cáncer. La verdad es que me hizo sentir seguro y acepté sin temor alguno. Aquel 3 de Marzo fue realmente agotador haciendo colas de espera en cada lugar de pruebas y hasta que alguien nos dijo que estábamos expeditos para la operación. Recuerdo que Mondragón me presentó al cirujano Dr. Martín Ccolca y este no mostraba confianza al verme tan bajo de peso y con aguda anemia. En esta foto está Zoila Gabriela, mi hija, que tuvo el acierto de obsequiarme su computadora e ingresarnos al mundo del Internet. Fue una gran idea, que reconoceré siempre. Muchas gracias Zoilita.

Muy agradecido
Así llegaron las sombras de la noche y me ubicaron en una de las salas de aquel pabellón. Recuerdo al amigo "Pepito", un veterano señor que se reponía de su operación y ya tenía varias semanas de estadía. Hubo el correspondiente lavado gástrico y una simpática enfermera que me animó con los enemas y me felicitó por no mostrar negatividad. Yo no sabía que tenía cáncer. Nuestro carácter comunicador nos puso en contacto con los demás pacientes y tenía la constante compañía de mi amada Antonieta y de todos mis tres hijos. Durante la noche me hicieron transfusiones de sangre y así llegó el siguiente día 4 de Marzo. Buen clima. Gran mañana soleada y rostros de la familia con honda preocupación. Hoy, gracias a ellos sonrío como en la foto y agradezco las generosas oraciones de mis amigos, familiares y en especial a quienes nos donaron sangre.

Juán Carlos
Visitas de los médicos y pasó el chequeo matutino con la notificación que ese mismo día a las 11 de la mañana nos llevarían a la sala de operaciones. Estábamos sorprendidos. Todo muy rápido. Esas horas con mi Antonieta querida y Juanita, mi Angel de la Guarda, se fugaron en sólo minutos. Exactamente a la hora indicada me trasladaron en silla de ruedas y al partir a ese nuevo destino, no podía disimular la tristeza que me invadía al ver el rostro de toda mi querida familia. Nos despedimos con un beso con el amor de mi vida y tratando de no aflojar el espíritu. Fue un  recorrido que me pareció largo e interminable. Iba a ser sometido a una operación quirúrgica por primera vez en mi vida. Hubo antecedentes con mi padre y mi hermano mayor, ya fallecidos. Mi mente se mostraba positiva y sólo esperaba que todo resultara perfecto. ¡Qué bien se portó Juán Carlos "Pachín", mi querido hijo, como todos también. Además en Noviembre de aquel 2008 me regalaría con su esposa a mis nietos Alejandra y Joaquín, los mellizos que han transformado mi vida. Gracias Mechita Castro, una nuera maravillosa.

ANTONIETA Y YO.
Se abrieron las puertas de la sala de cirugía y nos esperaba el equipo de enfermeras asistentes que se encargarían del proceso preparativo. Todas chicas acostumbradas a la rutina y que me levantaron el ánimo con palabras de aliento. Segundos antes me había encomendado a todos los Santos y a mis familiares en el más allá. Sentía que tenía la protección de Dios y le pedí salvara mi vida. Oí que entre las chicas comentaban mi palidez y me preguntaron el por qué me hallaba así. Les contesté medio en broma: ¿Y el miedo? Rieron y por primera vez me dejaron como vine al mundo, pero grande y viejo. Disimulé mi vergüenza y ellas murmuraban entre sí, cosas de mi imaginación. Ahora puedo posar para la foto como me ven al lado de mi novia eterna Antonieta "Gaby Rossi", delicada de salud y por la que pido muchas oraciones de mis amigos y familia.

Dra. Pimentel
De pronto se escuchó dentro del quirófano la voz del médico cirujano Dr. Colcca reclamando mi tomografía. Les dije que la tenía mi esposa en la sala de espera. Escuché por los parlantes que se acercara con dicha prueba. Ya me habían aplicado el éter y sólo recuerdo que desperté al día siguiente y con las caras angustiadas de los míos. El médico Omar Rodríguez me asistía y revisó la herida. Me recomendó caminar. Llegó la faja y al siguiente día lo hacía por los pasillos. Venían las visitas y se sorprendían de mi restablecimiento. Fueron nueve días interminables. Hoy agradezco a Dios y a todos quienes oraron por mi y en especial a mi esposa Antonieta que estuvo siempre a mi lado demostrándome su cariño y amor. Ella está muy delicada y espero salga con bien de su operación. Han transcurrido cinco años que se fueron volando y debido a las atenciones de, mi ahora amiga, la Dra. Patricia Pimentel Álvarez del Hospital Sabogal del Callao a la que reitero mi agradecimiento. Lo que nos sucedió parece un sueño. Felizmente hemos despertado y podemos decir: ¡Viva la Vida!  Gracias.


lunes, 24 de diciembre de 2012

¡FELIZ NAVIDAD MÉDICOS Y COLABORADORES DE ESSALUD! CRISTO LOS BENDICE POR TRATARLO BIÉN. MUCHAS GRACIAS.

¡Feliz Noche Buena amigos!
Cuando sucedió la tragedia del Gólgota y hemos visto tantas veces en el cine las historias que se han realizado de la Pasión de Cristo, jamás se nos ocurrió que existiera un médico que controlara todos sus padecimientos. Creo que ningún legista que certificara su muerte. Sin ninguna atención y víctima de los temores de los poderosos, que veían en Él, a un rival que ensombrecería sus poderes. Ese hombre que pagó culpas ajenas, fue el niño que volverá a nacer hoy: Jesús de Nazaret. 

Por eso es que en esta reflexión, vuelven las palabras de Cristo cuando dice que él está representado en la Tierra por los pobres, por los desamparados o por los enfermos. En un día en el que debemos dejar de lado todo lo malo, agradezco a los médicos que personifican en sus enfermos al Redentor y nos hacen felices la  vida que nos queda. Cada vez que a su consultorio acude un paciente, recuerden que están recibiendo a Jesús. A él no le interesa ser cholo, chino o italiano. No entiende de razas.

Dra. Patricia 
Pimentel Álvarez
Debo a ESSALUD mi salud. El 4 de Marzo de 2013 estaré cumpliendo mi quinto año de sobrevivir al cáncer. ¡Cómo no estar agradecido a mi oncóloga Patricia Pimentel Álvarez! Una médico a la que cada Navidad recuerdo como en la de ahora. Es una profesional médico y tan humana como cualquiera. Con sus hijos Valeria y Rodrigo que son su reflejo y ojalá algún día opten por seguir sus pasos. La profesión del médico ha sido descuidada por parte de las autoridades de salud y es mal al que nadie pone remedio.

Este año que termina, nos mostraron algo que antes, por verguenza, no se atrevían a manifestar. No la verguenza del qué dirán. No. Era ver su dignidad mellada por el olvido y la indiferencia de los llamados padres de la Patria, gente sin ética y que usurpa el poder con una ignorancia total de las necesidades primarias de todo hospital. Una de esas necesidades es el cuerpo médico. Lo he manifestado muchas veces. Un hospital no es un lugar de placer. Allí se muestra la enfermedad en toda su magnitud.

Patty, Rodrigo y Vale
Si en época de los romanos que crucificaron a Cristo, hubiera existido una Asistencia Médica, Jesús hubiera obtenido los primeros auxilios. Pero su destino era morir. Lo dijo a sus discípulos y debía cumplir la misión encomendada por su Padre. Es por esto que hoy elevo una oración y estarán en mi pesebre doméstico mis amigos los médicos. No mis amigos. Todos. Porque están atendiendo a Jesús en la persona de un enfermo. y  sucede un milagro cuando la operación es un éxito.

Quiere decir que esta medianoche cuando los creyentes hagamos nacer al niño en ese nacimiento tradicional, estaremos dándole la bienvenida a los médicos de ESSALUD y de todos los hospitales de nuestro querido Perú. No sólo a ellos. También a las personas que colaboran al restablecimiento de los enfermos en un hospital. Un abrazo a todos los de las diferentes áreas y a cada uno de ellos. Lástima que todavía haya "caifaces" en la Dirección que siguen insensibles ante sus necesidades. Jesús los perdona. Entonces, a cambiar. ¡Feliz Noche Buena! Gracias. 

viernes, 5 de octubre de 2012

"DIA DE LA MEDICINA PERUANA". UN FUERTE ABRAZO A LOS MEDICOS DE TODO EL PERU.

Daniel Alcides Carrión
Hasta que nos hemos acostumbrado a las huelgas médicas y cómo negarles esa lucha tenaz por la reivindicación de sus justos derechos. Quien suscribe estos comentarios, es un experimentado ser humano que a las 78 años de edad, puede valorar y equilibrar en una balanza, los tremendos pesos que hay que saber medir. Además, paciente de ESSALUD y conocedor de la problemática de esta sacrificada profesión. Agradecido a mis amigos médicos, porque así los considero.

Hoy se recuerda el sacrificio de Daniel Alcides Carrión y el ejemplo que dejó para la humanidad. Orgullo del Perú y que, lamentablemente, no tuvo ni tiene el verdadero valor que su acción merece.   Es verdaderamente el Mártir de la Medicina. Más se conoce de la vida de insulsos personajes de la farándula limeña, que la obra de tan insigne compatriota. Lo aprendimos a respetar desde nuestra instrucción primaria  y está siempre presente como ejemplo para la juventud.

Hoy 5 de Octubre le rindo mi sencillo homenaje. No puedo pretender alguna ostentación. Fuimos educados para respetar y hacernos valorar en la medida de todas nuestras posibilidades. Pienso que debo ser agradecido por las buenas atenciones que  nos ha tocado disfrutar. El 4 de Marzo del próximo año, estaremos cumpliendo un aniversario más de haber sido operado con éxito en el Hospital Sabogal del Callao por mi amigo el Dr. Martín Ccolca, gran cirujano médico.

Aprendimos que no hay que perder la ecuanimidad y que los cortos años que nos esperan, hay que aprovecharlos al máximo. Cada día que pasa, tiene una trascendencia especial. Hay que valorarlos al extremo. Si no hubiéramos salidos con bien de la visita que nos hizo "Don Cangrejo", no nos habría sido posible descubrir este talento guardado y poco explotado de escribir. El 29 de este mes, cumpliremos tres años de "teclear" constantemente frente a esta pequeña pantalla.

Mi saludo y cariño agradecido a la Dra. Patricia Pimentel Alvarez, la profesional que ha sabido entendernos y regalarnos su amistad, porque así lo considero. Cada médico que trata a su paciente, le obsequia eso: Amistad. Y hay que saber reconocerlo. No todos tenemos esta suerte, pero como la hemos logrado, celebro con ella y sus colegas el Día de la Medicina Peruana. Mi caluroso abrazo y mi deseo que pronto tengan la tranquilidad que se merecen. Gracias.

martes, 7 de agosto de 2012

LA HUELGA MÉDICA DE "ESSALUD". NO LA CRITICAMOS Y OJALÁ SE GANE.

¡No más abusos
con los médicos!
Hubo un momento que muy sorprendido vi la noticia de que a ESSALUD se le había hecho un recorte de 70 o 700 millones de soles de su presupuesto y esto había originado una protesta de la mencionada entidad. De todas maneras, sea la que sea la cifra, demostraba que existe un gran presupuesto nacional para mantenerla óptima en su rendimiento. Me pregunto: ¿Por qué ese recorte y en qué se va a utilizar? Nada de eso se comentó. Sin embargo no hay recorte para los "sueldazos" de los Directivos y "demás socios". Los médicos ya habían dado a conocer sus exigencias de mejoría en sus haberes y no se les hacía caso. 

Hoy nos damos con una huelga médica en ESSALUD. Los profesionales del Hospital Almenara son francos en decir sus crudas realidades: "Ganan menos que un chofer de alguna otra entidad pública". Eso es cierto. Tan igual que los maestros, pero con muchas diferencias. Mientras que los segundos están siendo sometidos a revaluaciones por ser tan malos sus elementos, lo médicos no se pueden dar ese lujo. La vida de los pacientes no puede caer en manos de improvisados o malos profesionales, pero se podría dar el caso. Con los sueldos que manifiestan ganar, más de uno  ejerce la profesión médica, sin mayores alicientes.

¿Cuándo se ve esto en el mundo?
ESSALUD, proveniente de los famosos Seguro Social del Empleado y del Obrero, en base a la Seguridad Social, es decir, que nació teniendo como fundamento la solidaridad entre los seres humanos. Todo el mundo aporta para que, cuando sea necesario, uno o más enfermos puedan atenderse debidamente. "Uno para todos y todos para uno". Por eso fue éxito. Lo malo que alguien descubrió que era "bueno para uno" y allí fue que sucedió el cambio. Aparecieron los sinverguenzas y corruptos y eso no se ha podido corregir hasta estos tiempos modernos. En síntesis, "el enfermo se fregó".

Lo he comentado antes de cómo era atendido uno como "empleado" en el famoso Hospital hoy Rebagliatti y la otra manera en el Hospital Obrero. En el primero, casi una clínica exclusiva. En el otro, la gran mayoría de trabajadores textiles, manuales, etc. Es decir, había discriminación. Entonces algún politicón hablador habló de corregir ese defecto y en vez de elevar a los obreros al sitial de los empleados, hizo todo lo contrario. Los igualó en todo lo más negativo que se le pueda ofrecer a un enfermo. Lo que se ve ahora en todos los hospitales de ESSALUD. Hacinamientos humanos y trato como menesterosos a todos.

¡Viva la Huelga Médica!
Dura realidad en nuestro querido Perú. Para remate, los gobernantes hunden aún más a esta entidad. La ofrecen en sus discursos a los pueblos más olvidados y sin recursos económicos. Más hacinamientos. Una persona de un nivel cultural superior y de la clase media con sus recursos que le permiten vivir decentemente, aportante a la seguridad social, cuando le llega el momento de atenderse tiene que soportar el injusto trato que se les ofrece a los menesterosos. ¿Por qué? Si millones de peruanos pagamos para que tengan un buen servicio, pero se paga así porque los políticos se llenan de votos con los pobres.

Se pretende entonces, que los que atienden a estos, también sean pobres. "Los médicos pagan el pato" y los enfermos "los platos rotos". Tenemos amplia experiencia porque somos "enfermitos". Nos ha sucedido de todo y hemos superado los males, pero no los malos tratos. Indirectamente pagamos las necesidades de los médicos y las de todos sus trabajadores. Los recontra afectados somos los enfermos. Los que deberíamos estar por encima de los directivos sinverguenzas y corruptos de ESSALUD y de todos los demás. Como "patrón" justo y honesto, apoyo la huelga de los médicos, aunque no se nos entienda. Gracias.

jueves, 10 de mayo de 2012

HAY QUE ESTAR EN EL SITIO PARA SABER LA REALIDAD DE ESSALUD. NOSOTROS LO SABEMOS. ¿Y LAS AUTORIDADES?

Enfermo infeliz
Hace un rato recibí la llamada de un querido amigo que fue a visitar a mi esposa al Hospital Almenara. Estaba sorprendido de lo bien que se ve al nosocomio. Esos pasadizos renovados y muchas otras cosas que brillan por fuera. Recordé los años 60 del siglo pasado y en un período que ingresamos por úlceras de origen desconocido. Fue en el Rebagliatti, cuando todavía se denominaba Hospital del Empleado. Máximo dos pacientes por cuarto y que, pasado el tiempo, recibe ahora a más de 4 enfermos.  Tiempos que no volverán mientras no se entienda la solidaridad social.

El Hospital Almenara fue antes el Hospital Obrero. Había una distinción, pero no por discriminación, sino por los regímenes administrativos. Indudablemente que la gente que allí se atendía, era de otro nivel cultural y social. En relación con el del empleado, una notable diferencia. No recuerdo al triste presidente peruano que eliminó este sistema y unió a todo el mundo con los mismos derechos. Hubiera sido lindo que los de peor nivel social, disfrutaran de las comodidades de los empleados. No fue así. Terminamos todos atendidos en lo peor del sistema: como obreros.

Enfermo feliz
Tengo ocasión de concurrir a clínicas particulares y notar la diferencia del trato. Hasta los vigilantes y enfermeros tienen otro nivel de atención. Cada paciente en su propio cuarto. Te ofrecen un café y te sientes de otro lote. Pero, eso cuesta. Mi pregunta es entonces: La entidad ESSALUD ¿lo hace gratis? ¿De quien depende? Sencillamente de nosotros los asegurados. ¡Sí se paga! Por años y para siempre. Los jubilados tenemos que seguir aportando el porcentaje correspondiente para tener derecho a una buena atención. Como en las clínicas particulares.  Es decir, todos debemos ser atendidos como socios.

Vuelvo al "Almenara". Tienes a un familiar grave y sólo de tan un pase para visitarlo. Los llamados "guachimanes" se toman la libertad de revisar tus bolsas y sin tomar en cuenta a las damas, sin la menor cortesía te quitan lo que llevas. Son groseros e intratables. ¿Por qué? ¿Quién los autoriza a ser tan matones? En las alas de atención al enfermo, sucede otro igual. Enfermeras que ignoran tu dolor y médicos y practicantes que parece te hicieran un acto de caridad. Si ellos viven de nuestros aportes de asegurados. Es que ¿no se dan cuenta? ¿Por qué tanta sobradera?

No es ESSALUD
Ya es conocido que en estos hospitales de ESSALUD la vara manda. Tampoco quiero asegurar que todos los médicos son iguales. Están, y son muy pocos, los que ejercen y respetan su juramento hipocrático. Uno que está acostumbrado a su confort hogareño, tiene que soportar los ultrajes a su persona, cuando se interna para recuperar su salud.. Debería ser todo lo contrario. La costumbre es tanta, que muchos se conforman con estas anomalías. Todos hacinados y sin la privacidad elemental de un ser humano. Ya es hora que se ponga fin a estas miserias y la voz debe ser Ollanta Humala.

¡Claro que sí! El Presidente de la República y su esposa Nadine. Repito: pagamos millones de seres humanos del Perú, para lograr una atención adecuada en nuestro momentos de enfermedad. Dinero hay. Se recauda toda una fortuna de los más de 29 millones de peruanos en todo el país. Ahora, la gran mayoría y sin ofensa alguna, está acostumbrada a la miseria. Pero estamos los otros. No diferentes. Estamos los que pedimos para todos una igualdad de superior atención y mucho menos sentir el desamor de quienes tienen la obligación de atendernos. Hay historia para rato. Gracias.

domingo, 6 de mayo de 2012

EL HOSPITAL ALMENARA. OTRO MARTIRIO PARA LOS ENFERMOS Y SUS FAMILIAS. ALLÍ TENGO INTERNADA A MI ESPOSA Y LA ESPERA DESESPERA.

Gran hacinamiento
Acabamos de retornar del Hospital Almenara, antíguo Hospital Obrero en la Av. Grau. Un domingo de visita a mi Antonieta que ya tiene internada más de dos semanas. Es lamentable opinar que en ese centro de salud, no se respira por ningún lado un sentimiento de humanidad hacia los enfermos. No generalizo, porque hay excepciones. Conseguir una cama es una misión de mucho esfuerzo y vuelve a darse la ingrata figura del recomendado. Si no tienes padrino, mejor olvídate de tu salud.

Me atrevo a hacer una comparación y creo que en Sabogal, hay un ambiente más positivo hacia los enfermos. Las salas de hospitalización son más amplias y con menos pacientes. En el Almenara, da pena observar el hacinamiento de enfermos en cada sala. Una incomodidad durante las horas de visita, porque no hay donde sentarse y acompañar al enfermo. ¡Cláro, no es una fiesta! Muchas personas visitantes en un  sitio donde es difícil acomodarse. Algo que no ha cambiado ni cambiará.

Espera insoportable
Nos dio gusto ver los pasadizos muy bien cuidados y cuyas paredes resplandecen por el brillo de sus mayólicas. Como se dice: "por fuera flores y por dentro temblores". ¿Cuándo se pensará en mejorar la estadía de los enfermos en esas salas deprimentes? No hay cortinas ni persianas en sus ventanales. El resplandor del Sol es molestoso y por las noches se observa todo el trajinar de los trabajadores y los equipos de limpieza.  Las luces externas, se filtran al lugar que debe ser de reposo absoluto.

Repito que ESSALUD, no es salud. Es salir deprimido. Nos da la impresión que los millones de soles que aportamos los asegurados, no fueran suficientes para que en tantos años de funcionamiento, no podamos disfrutar de una buena atención. Conocí a un practicante llamado Bruno Molina, sin  la más elemental condición de humanidad ni respeto hacia los enfermos y sus familias. Le hice una pregunta y pareciera que no le hablara nadie. Una indiferencia propia de atorrantes que no deberían ejercer allí. 

Sin privacidad
Es que ser médico requiere condiciones especiales y una preparación y paciencia para disminuir las tensiones y nerviosismos de los pacientes y sus familias. No tienen ni la más mínima noción de su misión sagrada. Ojalá que este gobierno haga algo por transformar esas atenciones en los hospitales de la Seguridad Social. Dinero hay. Está mal empleado. Hay que mejorar los servicios y hacer de esas salas, un lugar que permita a los enfermos salir renovados para siempre.

El hacinamiento humano es terrible. Así se le paga al enfermo que aportó toda su vida para algún día recibir la mejor atención. No hay cortinas ni persianas. No hay privacidad y por ende la molestia de no poder vivir su intimidad, a la que está uno acostumbrado en su hogar. Es que ser enfermo es un atroz castigo. Es como ingresar a una cárcel y ser víctimas de los vigilantes, pobres individuos que se toman libertades que no les corresponden.  Haga algo Presidente Humala, para que esto termine. Gracias.  

sábado, 14 de abril de 2012

"ESSALUD" SIGUE IGUAL. SIEMPRE LOS MISMOS PROBLEMAS. HAY BUENA ATENCIÓN MÉDICA, PERO TRAMITAR UNA CITA ES UNA DESGRACIA.

NADINE HEREDIA

No nos podemos quejar de los profesionales médicos que nos atienden en esta Seguridad Social. El gran problema está en el campo administrativo. Con nuestra alicaída salud, retornar cada cierto tiempo a sacar  una cita, es un grave problema. Quizá los empleados que nos atienden en los módulos, estén más graves que nosotros. Enfermos por el tedio, la incomprensión y la ociosidad. ¡Cuánto trabajo les da atender a un paciente! Están aburridos, pero a la hora de cobrar se olvidan de todo.

Pensando que en el Rebagliatti o el Almenara la cosa fuera mejor, mi esposa optó por señalar como nuevo domicilio la dirección de mi hijo que reside en Lince. Gracias a Dios la acompaña mi ahijada y que la quiere mucho. Evitan así que quien escribe este comentario, se gane con otros sinsabores indirectos. Nosotros nos atendemos en el Sabogal del Callao y tenemos la suerte de ser tratados por una excelente oncóloga y a la que, salvadas las distancias, consideramos una gran amiga.

Realmente mi esposa empeoró su situación. Si a nosotros que residimos en Carabayllo nos atiende  el Hospital Sabogal del Callao, bastante lejano, a ella que "reside" en Lince", debe ir al elemental que no recuerdo su nombre y que ocasiona se la derive, según el médico que la trate, o al Almenara u otro en donde existan las facilidades para su caso. Como siempre, la bendita CARTA DE REFERENCIA es otra pérdida de tiempo y esos ajetreos incomprensibles la ponen peor. La maltratan más de la cuenta.

Y es mal que a cada rato se trata en la televisión cuando aparece el nuevo Gerente de ESSALUD o algún otro representante, indicando que esta vez, con el gobierno presente, todo está mejor. Toman el nombre de los quejosos y les garantizan que serán atendidos inmediatamente. Cosa más innoble. Porque nada de lo que pregonan es cierto. Este drama lo vivimos en casa mi señora y yo. Tengo terror de volver al hospital, por los trámites, colas y vueltas que hay que dar para conseguir una cita.

Tengo pendiente una ecografía y temo que de pronto la Carta de Referencia no esté al día. De sólo pensar en las caras de los desatentos empleados y que te envíen a gestionar sin más detalles el tal documento, me eriza los pelos. ¿Por qué? Simplemente por que para llegar al sujeto en mención, hay que hacer una tremenda cola y perder tu tiempo. Realizar los otros trámites a los que te obligan, es igualmente pasar las de Caín fuera del Paraíso. Aterrador para los enfermos.

¿Se acabará alguna vez este martirio? Le pido al Presidente Humala que haga algo por nosotros. Ya estamos en la era cibernética y todo lo que nos solicitan se puede obviar con un poco más de buena voluntad, ya que la información esta en su computadora.  No me dirijo al nuevo Director de ESSALU, porque no vale la pena. Es otro más que se llena los bolsillos con nuestro dinero y... ¡qué le interesan los enfermos! ¿De pronto Nadine, que quiere ser Presidenta? Todo puede suceder. Gracias.