miércoles, 9 de febrero de 2011

DOCTOR MARTÍN MONDRAGÓN Y LA DOCTORA NELLY TABOADA, UNIDOS POR EL AMOR A LA MEDICINA.

¡Linda Pareja!
Siempre se dice en Lima que la gente del norte es "buena gente". Yo me confieso en cada comentario que escribo y por eso traigo una historia romántica protagonizada por un muchacho de Chepén en La Libertad y una limeña de ascendencia norteña. Ella es Nelly Taboada y él, Martín Mondragón. Se conocieron en las aulas de la Universidad Villareal donde, al margen de los exigentes estudios, se dieron tiempo, flechados por Cupido, para hacer romántica su estadía de futuros médicos. ¡Qué bonito!

Ambos son de la misma promoción. Martín, un destacado profesional de Cirugía General y especialista en la técnica Laparascópica. Nelly, optó por ser endocrinóloga y su mundo comprende a los afectados de la Tiroides, toda una odisea para detectar este mal. Lo afirmo porque tuve experiencias con mi querido suegro y con mi hermana, la que, gracias a Dios, está superando su enfermedad. No me puedo imaginar a esta pareja romántica,  declarándose sus simpatías entre las prácticas médicas. Cosas del destino.

Así y todo, se convirtieron en esposos y como prueba de aquel amor, lucen a su querido Andrés, precioso fruto que los une cada vez más. Para mí, algún día futuro, "el Dr. Andrés Mondragón Taboada". Una buena prolongación de esta historia de amor. Se dan todas las condiciones y esperemos que así suceda. Tengo el gusto de haber tratado a esta familia en un cumpleaños de mi querido cuñado Manuel Lengua y gozado de su carisma especial al son de la música y muy buena mesa.

Se van a cumplir tres años de mi operación al colon y necesito agradecer al Dr. Martín Mondragón Ahumada por su gestión especial para internarme en el Hospital Sabogal del Callao. Fue un 19 de Enero, luego del almuerzo por el cumpleaños de mi hija Zoila Gabriela que, aduciendo un paseo fuera de casa, me pusieron en manos de este excelente cirujano. Descartó la próstata, hecho inolvidable de aquella cita y ordenó todos los exámenes que, finalmente, detectaron  mi grave dolencia.

Ingresé por emergencia y doy fe de todo su interés por mi persona. Llegué a manos de su colega el Dr. Martín Colca, cirujano de real valía y gracias a su operación y los cuidados posteriores a cargo de la Dra. Patricia Pimentel, puedo escribir y haber descubierto una vocación escondida que hoy me alienta y ayuda en mi rehabilitación. Si en mis rezos está Martín de Porras, en mis eternos agradecimientos figuran los nombres de los dos médicos llamados Martín. Por algo será.

Martín Mondragón Ahumada, nació un 8 de Mayo hace 47 años y hoy continúa brindando sus excelentes servicios en el "Complejo Hospitalario Negreiros" de los Olivos. Te debo la vida Martín y cuantos más dirán lo mismo. Gracias igualmente por haberme puesto en manos de Patty. Discúlpame, cuando confundido por mi mal, originé tu reacción profesional y aquí me tienes en esta grata distracción. Dios te bendiga y de la misma manera a Nelly y Andrés. ¡Feliz Navidad y Año 2011! Hasta pronto. Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario