miércoles, 9 de febrero de 2011

ESSALUD, LOS ENFERMOS Y LA CARTA DE REFERENCIA. OTRO MARTIRIO.


En un país como el nuestro, con avances tecnológicos y una profusión de comunicaciones a través de los medios cibernéticos, quienes padecemos enfermedades acomplejantes, somos sometidos a reglas que en nada apoyan nuestra recuperación. Me refiero a las exigencias de renovar cada año en ESSALUD la Carta de Referencia. Me atiendo desde hace tres años y en el Hospital Sabogal del Callao, está toda mi historia. Cuando ingresé para ser operado del colon y por emergencia, no existía ESSALUD en Carabayllo, donde resido.


Hace un año cumplí con solicitar la Carta de Referencia a la Unidad Hospitalaria de mi distrito para que siguiera con mi tratamiento oncológico en el Sabogal. No existe dicha especialidad en Carabayllo. Luego de un trámite engorroso e inútil, conseguí la Carta y, a pesar de haberles indicado el nombre de mi médico tratante, luego de más de diez días de espera, salió la orden pero con diferente oncólogo. Acepté de mala gana y me presenté en el Sabogal a los famosos módulos, les hice la observación y dijeron que era lo correcto.

Llegué muy temprano a la cita y fui atendido por la otra especialista la que, al observar quién era mi médico tratante, se negó a brindarme atención. De la manera más descortés, esta médico que no diré su nombre, no le interesó en lo más mínimo mi estado de salud. Había que cumplir las reglas y solicitar nueva cita con quien, desde un principio, en el trámite de la Carta de Referencia, había advertido era mi médico. Así funciona esta entidad llamada ESSALUD y que indemnizó "al toque" a su famoso Expresidente Fernando Barrios.

Este mensaje es para el actual, el sucesor de Barrios. Con un sólo "clic" pueden ingresar a nuestra historia médica en el Sabogal, observarla y con toda la experiencia que tienen, más la referencia de mi médico, darme la oportunidad de seguir siendo atendido. Se repetirá lo acontecido antes. Ver caras amargas sin el mayor interés de atender, como se debe, a los que aportamos sus sueldos. Si uno es nuevo, sería lo correcto pero, en nuestro caso, ya estamos registrados y cada vez más cansados en esta lucha por sobrevivir.

También le dedico estas líneas de mi inconformidad, al Presidente de la República Don Alan García Pérez, el que sigue inaugurando postas y demás servicios de ESSALUD pero incompletas, específicamente para una atención primaria y elemental. Nada cuesta conversar con su Ministro de Salud y que modifique estas normas burocráticas. De lo contrario opinaré, luego de las muy buenas atenciones de mi médico, que ESSALUD debe cambiar a NOESSALUD. Pequeños detalles que deben tomarse en cuenta y... listo.

A nombre de los miles de pacientes como yó, que sufrimos estos traumas, pido a las autoridades de Salud, en general, que nos concedan como Regalo Navideño, una rectificación para casos como el nuestro, en las diversas especialidades, no nos obliguen a estos trámites inútiles que, con toda sinceridad y es verdad aunque Ud. no lo crea, NOS ENFERMAN MAS. Espero la noticia gratificante con buenas esperanzas y, si no es así, me iré al más allá y pediré a Papá Dios, los contagie con mi mal. Gracias. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada