viernes, 5 de octubre de 2012

"DIA DE LA MEDICINA PERUANA". UN FUERTE ABRAZO A LOS MEDICOS DE TODO EL PERU.

Daniel Alcides Carrión
Hasta que nos hemos acostumbrado a las huelgas médicas y cómo negarles esa lucha tenaz por la reivindicación de sus justos derechos. Quien suscribe estos comentarios, es un experimentado ser humano que a las 78 años de edad, puede valorar y equilibrar en una balanza, los tremendos pesos que hay que saber medir. Además, paciente de ESSALUD y conocedor de la problemática de esta sacrificada profesión. Agradecido a mis amigos médicos, porque así los considero.

Hoy se recuerda el sacrificio de Daniel Alcides Carrión y el ejemplo que dejó para la humanidad. Orgullo del Perú y que, lamentablemente, no tuvo ni tiene el verdadero valor que su acción merece.   Es verdaderamente el Mártir de la Medicina. Más se conoce de la vida de insulsos personajes de la farándula limeña, que la obra de tan insigne compatriota. Lo aprendimos a respetar desde nuestra instrucción primaria  y está siempre presente como ejemplo para la juventud.

Hoy 5 de Octubre le rindo mi sencillo homenaje. No puedo pretender alguna ostentación. Fuimos educados para respetar y hacernos valorar en la medida de todas nuestras posibilidades. Pienso que debo ser agradecido por las buenas atenciones que  nos ha tocado disfrutar. El 4 de Marzo del próximo año, estaremos cumpliendo un aniversario más de haber sido operado con éxito en el Hospital Sabogal del Callao por mi amigo el Dr. Martín Ccolca, gran cirujano médico.

Aprendimos que no hay que perder la ecuanimidad y que los cortos años que nos esperan, hay que aprovecharlos al máximo. Cada día que pasa, tiene una trascendencia especial. Hay que valorarlos al extremo. Si no hubiéramos salidos con bien de la visita que nos hizo "Don Cangrejo", no nos habría sido posible descubrir este talento guardado y poco explotado de escribir. El 29 de este mes, cumpliremos tres años de "teclear" constantemente frente a esta pequeña pantalla.

Mi saludo y cariño agradecido a la Dra. Patricia Pimentel Alvarez, la profesional que ha sabido entendernos y regalarnos su amistad, porque así lo considero. Cada médico que trata a su paciente, le obsequia eso: Amistad. Y hay que saber reconocerlo. No todos tenemos esta suerte, pero como la hemos logrado, celebro con ella y sus colegas el Día de la Medicina Peruana. Mi caluroso abrazo y mi deseo que pronto tengan la tranquilidad que se merecen. Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario