sábado, 30 de abril de 2011

NO TODO ES MALO EN "ESSALUD" DE CARABAYLLO. ¡POR FIN, LA CARTA DE REFERENCIA! Y, ¡A QUÉ PRECIO!

Hospital Sabogal del Callao.
Ya conocen el drama de los enfermos en ESSALUD. Me he encargado de ser portavoz de algunas quejas y que esperamos, Dios mediante, se solucionen. Si desea acompañarnos en el sufrimiento y tener un panorama de lo que altera irreparablemente nuestro tratamiento oncológico, le ruego retroceda a los comentarios que anteceden al presente. Algo tan simple de resolver y que con un poco de dedicación se puede lograr. Lo de la Carta de Referencia es, en mi caso, un absurdo. Somos pacientes hace tres años del Hospital Sabogal.

Por qué se nos exige en el Hospital Sabogal, teniendo toda nuestra historia en sus archivos, recurrir a la Unidad Básica de Carabayllo y solicitar nueva Carta de Referencia para cumplir con el tratamiento que ordena nuestro médico y que requiere por ejemplo una atención en Gastroenterología? ¿Qué necesidad tiene el Hospital Sabogal de exigir este trámite engorroso al enfermo que ya figura en sus registros? Lo peor de todo es que los médicos, exceptuando a la Dra. Pimentel, no hacen nada para que sus pacientes continúen con felicidad su tratamiento.

Se cumplen normas administrativas y se pone en peligro la salud mental del paciente. El sólo hecho de repetir esta gestión, altera automáticamente nuestra tranquilidad. Por que sabemos lo que nos espera. Lo que nos  obliga a escribir dando cuenta de nuestras vicisitudes, se puede evitar. Cuestión de aplicar lógica y criterio que no deben faltar en un médico. La mente de un canceroso no se la puede agredir aún más. Nadie pide ni exige atenciones especiales. ¡Por favor, solamente CRITERIO!

Cuando se inauguro la Unida Básica ESSALUD de Carabayllo, según muchos enfermos, la atención era casi un regalo. Todos, médicos, enfermeras, administrativos y hasta vigilantes se ponían a las órdenes. Todo lo nuevo es así. En poco tiempo se acostumbraron y se creyeron "dueños del negocio". Ahora son mal pagados, mal tratados y ¿quién paga los platos rotos? Respuesta. EL ENFERMO. Todos cumplen su horario y ni un segundo de sobretiempo. Se pasó la hora y... adios.

El jueves de la semana que culmina, acudí para finiquitar mi gestión de la Carta de Referencia. Todo un drama, considerando que Dios me dio la mala suerte de saber pensar. Rebanarme los sesos y todavía en la creencia de que "los chanchos vuelan". ¡No había Sistema! Toda una hora con la recepcionista y viviendo otros dramas de mis semejantes. Hasta que se le ocurrió recibir los documentos, me firmó un cargo y pude retirarme a respirar y tomar mi desayuno. Le dejé mis números telefónicos.

El viernes estuve mal. No salí para nada de mi hogar. No recibí ninguna notificación telefónica y hoy, después de las Doce del día, recibí la llamada de una dama que desde ESSALUD de Carabayllo me indicaba que pasara por la Carta de Referencia. Que como era paciente del Sabogal, se obviaba los días de espera y que podía pasar a recorgerla. Como hoy es sábado y sólo atienden hasta las 12, ya no podré ir por la Carta hasta el 3 de Mayo, considerando, tal como me lo indicó la dama, el lunes es feriado. ¿Qué lindo, no? Mientras tanto ¿el cangrejo? Bién, gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario