jueves, 28 de abril de 2011

"CUARTA CAÍDA EN NUESTRA VÍA CRUCIS". UNIDAD BÁSICA ESSALUD DE CARABAYLLO.

La mañana del 28 madrugamos para estar antes de las 8 en la Av. Universitaria, local de la Unidad Básica de ESSALUD en Carabayllo. Los que han tenido la paciencia de leernos tres capítulos antes, estarán de acuerdo que el tema no es de lo más agradable. Debíamos volver para hacer entrega de la solicitud de la Carta de Referencia al módulo de Recepción. Llegamos 3o minutos antes y como ya es costumbre en esta población, la cola se inicia antes de la salida del Sol.

Hubo un vigilante que tuvo la gentileza de oírnos y nos sugirió no hacer cola porque lo único que teníamos que hacer era entregar dicho documento. Pasaron los 30 minutos y nos dirigimos al anhelado lugar. Saludamos y se nos pidió que esperáramos mientras las damitas que atienden, terminaban de arreglar sus carpetas de trabajo. Al fin nos atendieron y... ¡Oh Sorpresa! NO HABÍA SISTEMA. Se estaban haciendo todos los esfuerzos para solucionar el problema. ¡No había Sistema!

Mientras esperábamos que el Sistema llegara, nos llamó la atención ver a una señora que la vimos temprano en la cola, con lágrimas en los ojos. Doña Paula Pauro de la Urb. Luciana. Alguien de la Unidad Básica la había citado para que cumpliera con unos análisis en laboratorio. Lo malo fue que no tenía cita. Estaba desorientada y se encontraba con la disyuntiva de ponerse en la cola de admisión para sacar cita. Una vigilante, con actitudes poco afables con los enfermos, se encargaba de contestar fríamente a los requerimientos de los pacientes.

Mientras esperaba que llegara "el sistema", redacté una queja que introduje en el buzón de sugerencias. Ojalá que la hayan leído. Volví a la Mesa de Partes y allí estaba la Srta. Lily o Lupe, que deduzco así se llama, por la firma ilegible que puso a la copia de entrega de la Carta de Referencia. No había Sistema y a las 8 y 30, decidí retirarme porque no notaba preocupación alguna para que el Sistema llegara. La otra damita si me dijo que se llama Angélica. Me firmó el cargo y me dieron el número del teléfono que jamás contesta.

Como podrán comprobar, no es exageración mía. Un simple trámite administrativo, me ha hecho perder horas importantes de mi vida. Esta vida que peligra ante una cruenta enfermedad y que soporto con realidad porque, de todas maneras, algún día tendré que partir al más allá con cáncer o sin él. Nueva desilución y otra gran pérdida de tiempo para nada. Algo tan simple y que nadie de esta Unidad Básica de ESSALUD en Carabayllo quiere solucionar. Desconozco al Director pero por favor que se ponga las pilas.

No cuesta nada un pequeño módulo para este fin y no mezclarnos a todos en la misma danza de las esperas. Por eso seguiré afirmando que ESSALUD por ahora NOESSALUD. Esperaba que nos llamaran por que nos pidieron nuestros números telefónicos y luego de cumplir con una faena que me entretuvo todo el día, al retornar a mi hogar me encontré sin ninguna novedad. Mañana, tendré que volver y ¿con qué me encontraré? Sólo Dios lo sabe. Ahora a descansar, orar y volver a despertar. Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario