lunes, 25 de julio de 2011

¡FELIZ 28 A LA DOCTORA PATRICIA PIMENTEL ÁLVAREZ Y AL HOSPITAL SABOGAL DEL CALLAO!


Ya tenemos encima las Fiestas Patrias y antes que nos sorprenda el tiempo, queremos enviar un saludo especial a mi doctora y amiga Patricia Pimentel Älvarez, deseándole disfrute de las celebraciones patrióticas y con sus colegas del "Sabogal", mantengan ese espíritu de comprensión para nosotros los enfermos. Y no me entiendan mal. Enfermos del cuerpo pero no del alma. Es lo más sano que poseemos y gracias a nuestro médico Dios, el más grande, descubrimos que podíamos distraernos escribiendo y escribiendo.


Considero al Hospital Sabogal del Callao, ya no con el temor como lo concebía en un principio. Nuestra incomprensión a las actitudes negativas de algunos de sus trabajadores van desapareciendo. Llegué al convencimiento que son tan humanos como nosotros y tienen todas las virtudes y defectos que nos "adornan".¡Fuéra los malos pensamientos! Hay que concurrir positivos y si algo debemos "contagiar" es este don preciado que nos regaló la vida: el entusiasmo. Las ganas de vivir y de servir con nuestro ejemplo.


Tengo el regocijo de considerarme amigo de Patty. Una profesional que supera todas sus preocupaciones personales y se entrega en cuerpo y alma a sus enfermos. Hay que considerar los miles de pacientes que trata y cada cual diferente. Hay de todo. El soberbio, el humilde, el cascarrabias, el insolente, el que se cree con derecho a todo. Allí, en ese grupo me incluyo. Gracias a esta dama, me curé milagrosamente de esos males. Ya son tres años que convivo en ese ambiente y y me siento un sobreviviente feliz.


Ver a Patty, es como tragar una píldora de bienestar moral y que reactiva mis facultades de hombre vivo. No ha permitido que muera en vida. De pronto he tenido suerte y luego de la exitosa operación en manos del Dr. Martín Colca, gran médico cirujano que prestigia a su institución, he descubierto estas facultades de escribir comunicándome a diario. Gran remedio. Me saca de los malos pensamientos que no te abandonan y a los que dejo fuera de acción cada vez que acaricio a estas "teclas".


Un feliz 28 de Julio a las chicas y varones de los módulos de atención. A los "vampiros" que nos extraen lo necesario para el laboratorio de análisis y descartar males. A las chicas de enfermería. A todos los médicos, los jóvenes que adquieren experiencia y hasta a los "wachimanes", pesaditos cuando "botan" a las visitas. A todos los saludo agradecido y espero lograr con estos escritos, que la mala fama de mi querido hospital, se borre para siempre. Por que no es cierta y es producto de la exageración periodística.


Vuelvo a la Dra. Patricia Pimentel Álvarez y le vuelvo a agradecer sus atenciones. Un recuerdo especial a Martín Mondragón y esposa, siempre reconociendo su importante acción de internarme cuando entendió que nuestra vida corría peligro. Recuerdos a la Dra. Miriam Reyes Henríquez. ¡Felices Fiestas Patrias a todos! Una invocación a la buena voluntad y un deseo para que se superen las dificultades administrativas y los que dirigen el Sabogal y todo ESSALUD, cumplan como es debido sus funciones. Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario