sábado, 14 de abril de 2012

"ESSALUD" SIGUE IGUAL. SIEMPRE LOS MISMOS PROBLEMAS. HAY BUENA ATENCIÓN MÉDICA, PERO TRAMITAR UNA CITA ES UNA DESGRACIA.

NADINE HEREDIA

No nos podemos quejar de los profesionales médicos que nos atienden en esta Seguridad Social. El gran problema está en el campo administrativo. Con nuestra alicaída salud, retornar cada cierto tiempo a sacar  una cita, es un grave problema. Quizá los empleados que nos atienden en los módulos, estén más graves que nosotros. Enfermos por el tedio, la incomprensión y la ociosidad. ¡Cuánto trabajo les da atender a un paciente! Están aburridos, pero a la hora de cobrar se olvidan de todo.

Pensando que en el Rebagliatti o el Almenara la cosa fuera mejor, mi esposa optó por señalar como nuevo domicilio la dirección de mi hijo que reside en Lince. Gracias a Dios la acompaña mi ahijada y que la quiere mucho. Evitan así que quien escribe este comentario, se gane con otros sinsabores indirectos. Nosotros nos atendemos en el Sabogal del Callao y tenemos la suerte de ser tratados por una excelente oncóloga y a la que, salvadas las distancias, consideramos una gran amiga.

Realmente mi esposa empeoró su situación. Si a nosotros que residimos en Carabayllo nos atiende  el Hospital Sabogal del Callao, bastante lejano, a ella que "reside" en Lince", debe ir al elemental que no recuerdo su nombre y que ocasiona se la derive, según el médico que la trate, o al Almenara u otro en donde existan las facilidades para su caso. Como siempre, la bendita CARTA DE REFERENCIA es otra pérdida de tiempo y esos ajetreos incomprensibles la ponen peor. La maltratan más de la cuenta.

Y es mal que a cada rato se trata en la televisión cuando aparece el nuevo Gerente de ESSALUD o algún otro representante, indicando que esta vez, con el gobierno presente, todo está mejor. Toman el nombre de los quejosos y les garantizan que serán atendidos inmediatamente. Cosa más innoble. Porque nada de lo que pregonan es cierto. Este drama lo vivimos en casa mi señora y yo. Tengo terror de volver al hospital, por los trámites, colas y vueltas que hay que dar para conseguir una cita.

Tengo pendiente una ecografía y temo que de pronto la Carta de Referencia no esté al día. De sólo pensar en las caras de los desatentos empleados y que te envíen a gestionar sin más detalles el tal documento, me eriza los pelos. ¿Por qué? Simplemente por que para llegar al sujeto en mención, hay que hacer una tremenda cola y perder tu tiempo. Realizar los otros trámites a los que te obligan, es igualmente pasar las de Caín fuera del Paraíso. Aterrador para los enfermos.

¿Se acabará alguna vez este martirio? Le pido al Presidente Humala que haga algo por nosotros. Ya estamos en la era cibernética y todo lo que nos solicitan se puede obviar con un poco más de buena voluntad, ya que la información esta en su computadora.  No me dirijo al nuevo Director de ESSALU, porque no vale la pena. Es otro más que se llena los bolsillos con nuestro dinero y... ¡qué le interesan los enfermos! ¿De pronto Nadine, que quiere ser Presidenta? Todo puede suceder. Gracias.

2 comentarios:

  1. hay un monton de quejas de los asegurados y cada dai veo como los enfermo salen ademas de no estar curados con una expresion de impotencia alno ser atendidos, y recordar el seguro ke obtuvieron no es gratis es dinero de muchos años y ser atendidos de esa manera.....qe no existe medios legales en la que se puedan ver protegidos, porque n se denuncia asi como denuncias a los locales ke dan mla atencion.. muchas preguntas ... y solo sentirse lleno te ignorancia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por aunarse a nuestra solitaria campaña. Es hora que el gobierno tome riendas en este asunto. El Presidente Humala debe ganarse un sitial en la historia del Perú si pone fin a este drama de los enfermos. Hay que educar a quienes nos atienden y se quiten de la cabeza que esto es gratis. Son millones de soles los que se recaudan de todos los que pagamos Seguro. Que de una vez se entienda que lo que deseamos es que el enfermo se cure. Luego de una delicada operación llegan los problemas de atención, no hay medicinas y caemos en violentas depresiones. ¿A eso se llama curar?

      Eliminar